Yanira Tavarez
1 diciembre, 2014

El martes primero de diciembre del 1914, en el número 1 de la céntrica via de’ Pepoli, Alfieri Maserati junto a sus hermanos Bindo y Ernesto abrían su taller ‘Officina meccanica per riparazioni automobili e garage’. Se iniciaba así la larga historia de Maserati. Una placa, colocada por el Ayuntamiento de Bolonia junto a Maserati, recordará para siempre el histórico primer taller boloñés de los hermanos Maserati.

El texto que llevará esta placa conmemorativa dirá: En este edificio el  1° diciembre de 1914 nació la Società Anonima Officine Alfieri Maserati”.

“La placa es el simbólico homenaje por un cumpleaños de fundamental importancia para Maserati. El centésimo aniversario se cumple en un año muy importante para nosotros”, afirma Harald Wester, CEO de Maserati. “El 2014 que marca los cien años de la fundación de nuestra empresa es el año en el que Quattroporte y Ghibli han batido todos sus records de ventas; en el que el Mercado americano – con Ghibli– y el chino – con Quattroporte– han premiado los esfuerzos realizados por la casa del Tridente por ofrecer un producto nuevo, fascinante, competitivo y capaz de responder a las demandas del mercado; es el año en el que los deportivos GranTurismo y GranCabrio continúan recibiendo consensos internacionales. Es el año del Alfieri, un extraordinario concept creado con ocasión del centésimo cumpleaños, que recupera el nombre del fundador y explora en la herencia estilística de la marca, anticipando el futuro lenguaje de su diseño. Es el año en el que clientes y apasionados de la marca festejan su glorioso pasado, disfrutan de un presente con la más amplia gama de productos que jamás haya tenido y esperan ansiosos el futuro próximo; la llegada del SUV Maserati, al que seguirá el Alfieri, que de  concept pasará a ser realidad”.