Juan Carlos García
11 febrero, 2016

El Insurance Institute for Highway Safety (IIHS) ha determinado que el sistema City Safety de Volvo, estándar en toda su gama de modelos, ha contribuido a reducir la tasa de colisiones en un 41%, lesiones a los ocupantes en un 47% y choques que involucran a terceros hasta en un 48%.

Estos aportes de Volvo son cónsonos a la visión del consorcio escandinavo, que ha establecido que para el 2020 nadie debe morir o quedar gravemente herido a bordo de uno de sus modelos.

De acuerdo con el informe del IIHS, el “City Safety ha resultado muy eficaz para reducir choques y lesiones, incluso en carreteras con límites de velocidad más altos que lo permitido para el correcto funcionamiento del sistema”.

El City Safety es estándar en todos los Volvos vendidos en los Estados Unidos, el cual incluye una serie de tecnologías de seguridad, como el frenado de emergencia automático, siendo un sistema que se está mejorando constantemente. Un ejemplo es la intersección de freno automático de serie en la nueva Volvo XC90 y el innovador sistema de detección  animal, con freno automático, introduciendo en el totalmente nuevo S90.

“Este estudio refuerza el liderazgo de larga data de Volvo Car en condiciones de seguridad”, dijo Lex Kerssemakers, Presidente y CEO de Volvo Car EE.UU.,“Esperamos que nuestros futuros pasos enfocados a perfeccionar la eficacia de estos sistemas sea aún mucho mayor”.