Juan Carlos García
8 junio, 2014

Emoción al por mayor en el gran premio de Canadá, que ha sido la carrera de mayor tención para los pilotos, equipos y bólidos. Para mucho era el todo por el todo dado a los esfuerzo Renault en su necesidad de ponerse en competencia. Canadá ofreció gran espectáculo. La intensidad y adrenalina se llevaron a la máxima expresión durante las 70 vueltas de la carrera.

A partir de la vuelta No.12 cuando Vettel perdió el puesto 2 frente Hamilton, momento en que se puso de manifiesto la superioridad de la potencia Mercedes una vez más la carrera tomo la forma de la estrella alemana de las tres puntas con Rosberg atacado ferozmente por Hamilton y manteniendo un promedio de 29 segundos sobre los demás hasta la vuelta 39 cuando detectaron una pérdida de potencia y todo se le fue abajo a los Mercedes. Hamilton se vio obligado a retirarse unas vueltas más adelante, que luego se confirmó que se trataba de un problema de frenos. Justo aparece Massa poniéndose en primer lugar por primera vez en la temporada.

Meritoria mención es la participación del mexicano Checo Pérez en una magistral carrera, llegando a la segunda posición que más tarde fue superado por Ricciardo, cuando ya Rosberg había vuelto a la primera posición luego de resolver su problema. Pero a penas a cuatro vueltas de finalizar la carrera cuando Rosberg parecía ganar, Ricciardo toma la delante y toma el primer podio. Vettel tomó el tercer lugar.

Segundos antes de finalizar la carrera, Massa tuvo algunos problemas y se llevó de encuentro a Checo provocando un accidente que lució muy feo, pero ambos salieron ilesos.