Juan Carlos García
14 enero, 2014

Bajo una tormenta de ideas bajo la dirección del presidente Johan de Nysschen, un equipo directivo con gran experiencia ha sido reunido para liderar al grupo de ejecutivos multinacionales de marcas y productos automotrices de lujo más sobresalientes. Claro, hablamos de los talentos detrás de Infiniti encerrados en su laboratorio de ideas para diseñar el rostro del futuro.

El plan de crecimiento está basado en el compromiso para ofrecer alternativas de productos a una nueva generación de clientes Premium con espíritu joven, y retar lo establecido por las marcas que en la actualidad dominan el segmento Premium.

Se trata de un modelo de estrategia de crecimiento desafiante, con un rango de modelos provocativos como el Q50 y un próximo vehículo compacto, ambos hechos a medida de las necesidades de un cliente Premium. El Q50 Eau Rouge, develado en el Auto Show de Detroit, alude al alto desempeño y diseño de la marca Infiniti.

Infiniti espera estar presente en el 80 por ciento de los segmentos Premium para el 2018. Para alcanzar este objetivo, Infiniti tiene previsto ampliar su portafolio de productos en un 60 por ciento durante los próximos cinco años y duplicar el número de motorizaciones.

El sedán deportivo Q50, recientemente lanzado en los Estados Unidos y Europa, es el primer modelo de Infiniti en esta estrategia de producto. Cuenta con el sorprendente nuevo diseño de Infiniti, una apasionada artesanía, y una serie de tecnologías líderes en el mundo, la principal es el sistema Direct Adaptive Steeting, la primera tecnología de conducción por cable en un vehículo de producción.
Por su parte, el Concepto Q30, presentado en el Auto Show de Frankfurt, es sin lugar a dudas Infiniti. Su forma reta deliberadamente la categorización – no es un coupé, no es un hatch y no es un crossover, sino una fusión de los tres estilos de carrocería. Está diseñado para los clientes con espíritu joven que buscan una alternativa a los vehículos compactos Premium tradicionales. La próxima versión del Q30 tendrá la aportación de Sebastian Vettel, director de desempeño de Infiniti, desde el inicio.

La futura gama de modelos de Infiniti  se adaptará a las necesidades locales, como la versión que cuenta con una larga distancia entre ejes del Q50 y QX50 para el mercado chino.

Las opciones en motorizaciones también se están extendiendo con la reciente incorporación de un motor de gasolina de dos litros turboalimentado para el Q50. La nueva variante de gasolina estará disponible para los clientes en China durante la primavera del 2014, antes de ser puesta a disposición en otros mercados. La huella global de fabricación está creciendo con China y el Reino Unido uniéndose los centros de producción en Japón y Estados Unidos.

Aprovechar las alianzas estratégicas como las existentes con Daimler AG, guiara a la colaboración en investigación avanzada y el desarrollo de futuras tecnologías claves y sus aplicaciones. La visión de Infiniti es clara: producir vehículos con diseño emotivo, atención meticulosa a los detalles, hospitalidad sin igual y tecnología intuitiva.