Juan Carlos García
4 julio, 2016

La gama Audi se expande con el inicio de la fabricación del totalmente nuevo Audi Q2. Con esta SUV compacto “made in Ingolstadt” la marca de los cuatro aros entra en un segmento inédito, a la vez que demuestra su compromiso con sus instalaciones ubicadas junto al río Danubio, con innovaciones en el proceso de montaje, que contribuyen a la hora de gestionar con éxito los sofisticados sistemas de producción.

Albert Mayer, director de la factoría de Audi en Ingolstadt, subraya: “El inicio de la producción en serie de un nuevo modelo siempre es un gran desafío y algo muy especial para la planta y para sus empleados. Nos sentimos orgullosos de fabricar el Audi Q2 un nuevo miembro de la familia Q, desde Ingolstadt para el disfrute del mercado mundial. Me gustaría dar las gracias a todo el equipo de Audi por el exitoso comienzo de la producción.”

Max Wäcker, vicepresidente del comité de empresa, declara: “El comité de empresa ha trabajado de forma consistente y exitosa para asegurar la producción del Audi Q2 en Ingolstadt. Esto es necesario para utilizar de forma adecuada la capacidad de producción de la planta y al mismo tiempo un gran éxito para todos los empleados de Audi en Ingolstadt.”

El nuevo Audi Q2 se produce en la misma línea de montaje que el A3, compartiendo taller de carrocería y líneas de pintura y ensamblado. Esto ha requerido importantes modificaciones, así como la planificación de una nueva logística. La producción del Audi Q2 irá aumentando de forma gradual hasta alcanzar aproximadamente las 450 unidades al día. Audi está implementando soluciones innovadoras en la factoría de Ingolstadt para dominar la creciente complejidad de la producción. Para el inicio de la fabricación del Audi Q2, por ejemplo, se ha instalado un nuevo módulo para los conjuntos de transmisión en la línea de montaje, incrementando así la capacidad de almacenaje local.

El nuevo Audi Q2, debutó a escala mundial en el Salón de Ginebra 2016, siendo el modelo número 13 en la gama de vehículos de la marca de los cuatro aros. Con el Q2 la compañía continúa la historia de éxito de su familia de modelos Q. El SUV compacto combina un diseño moderno con una gran funcionalidad, por lo que se convierte en el vehículo ideal para la conducción diaria y para el tiempo libre. Entre sus muchos atractivos incluye hasta cinco millones de combinaciones distintas entre variantes de equipamiento y posibilidades de personalización, así como sistemas de conectividad, ayuda a la conducción e infotainment de primer nivel. La gama empieza con seis motores, tres TFSI y tres TDI, con potencias comprendidas entre los 116 Hp y los 190 Hp.