Juan Carlos García
24 marzo, 2017

Mobileye es una de las mayores adquisiciones de la historia en el negocio de los vehículos autónomos

La empresa israelí Mobileye, líder en el desarrollo de sistemas anticolisión y soluciones de asistencia para la conducción autónoma, trabaja con más de 20 fabricantes de automóviles. Israel es uno de los mayor productores de tecnológicas avanzada en el mundo y el mayor en empresas start up technologies del mundo.

Las acciones de Mobileye se dispararon este lunes un 28.24%, hasta los 60.62 dólares por título. La firma israelí, que cotiza en la Bolsa de Nueva York desde 2014, se ha disparado un 29% en Bolsa.

Mobileye se fundó en 1999 con la misión de reducir los accidentes de tráfico. Según sus estudios, el 93% de los siniestros están causados por el factor humano. Mobileye es líder en el negocio de sistemas anticolisión y de asistencia al conductor como base de la conducción autónoma, que depende también de una multitud de factores complejos de conectividad avanzada. Juntas, Mobileye e Intel aspiran a imponer el estándar de la próxima industria del vehículo autónomo.

En la actualidad, Mobileye trabaja con los principales fabricantes, como el Grupo Volkswagen, BMW, Ford, General Motors, FCA, Nissan, Volvo, Hyundai y Honda, entre otros.