Juan Carlos García
6 marzo, 2019

Jeep es una marca surgida de la historia, como un guerrero que 1941 contribuyó con los aliados para obtener la victoria durante la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, hoy en día continúa imponiendo récords en ventas, Jeep siempre ha sido pionera en nuevos segmentos y nuevas tecnologías: su leyenda comenzó con el Willys-Overland, el primer vehículo 4×4, seguido en 1946 por el Willys Wagon, que introdujo por primera vez el concepto de vehículo utilitario deportivo (SUV).

Su legendaria reputación en situaciones todoterreno ha perdurado desde entonces. El confort, la maniobrabilidad y la conectividad se han incrementado con el tiempo, en paralelo con las prestaciones sobre cualquier superficie de los SUV de Jeep. Ahora la marca Jeep está dando otro gran paso evolutivo hacia el respeto por el medio ambiente y la reducción del coste total de propiedad al presentar sus nuevos modelos de vehículos híbridos enchufables, presentados en el salón de Ginebra.

Esta solución híbrida sin compromisos, que integra la incomparable configuración técnica de cada SUV Jeep, impulsará tanto al Jeep Renegade como al Jeep Compass y los convertirá en vehículos que ofrecen una libertad absoluta, además de elevar su capacidad a un nivel más alto mediante algunas de las tecnologías ecológicas más avanzadas.

Nuevos Renegade y Compass Híbridos Enchufables: Potencia y Autonomía

Centro de atención en el stand de Jeep en Ginebra, estos nuevos modelos híbridos enchufables están equipados con baterías que se pueden recargar mediante una toma de corriente externa y, por consiguiente, pueden almacenar más energía eléctrica. Esta opción permite el uso de motores eléctricos más potentes, lo que se traduce en una autonomía eléctrica pura de aproximadamente 50 kilómetros y una velocidad máxima eléctrica total de aproximadamente 130 km/h, tanto para el Renegade como para el Compass.