Juan Carlos García
6 marzo, 2019

Mopar se empleó a fondo para hacer de la aventura una explosiva expresión visual, con la excepcional versión Wrangler Rubicon 1941, pleno de leyenda e historia.

La mákina destaca con un equipamiento completo Jeep Performance Parts by Mopar, capaz de elevar el deseo de exploración al máximo, como la versión europea todoterreno pero 100 % legal para calle. Tras su debut en el salón de Ginebra, esta fiera offroad luce imponente con de más de 200 accesorios del Jeep Wrangler: parrilla delantera de siete ranuras, paragolpes, luces todoterreno y carcasas de los retrovisores de color negro mate, todo en contraste con la pintura amarilla Hella Yella.

La personalización de Mopar también se aplica en el interior, con un protector para el sol de malla negra y asideros delanteros.

Al igual que todos los accesorios creados por Mopar, los Jeep Authentic Accessories están diseñados para proporcionar la máxima funcionalidad, seguridad, estilo y prestaciones, al crearse en colaboración con el mismo equipo que diseña los vehículos originales Jeep.

El toque maestro a esta resistente configuración es una decoración de la carrocería 1941 que conmemora un año importante para la marca Jeep: la primera aparición del Willys, también evocada en otros detalles del vehículo como, por ejemplo, las ruedas, el pomo del cambio y la mesa del portón trasero. El vehículo también se ha mejorado con otros Authentic Accessories seleccionados de la gama de más de 200 accesorios del Jeep Wrangler: parrilla delantera de siete ranuras, paragolpes, luces todoterreno y carcasas de los retrovisores de color negro mate, todo en contraste con la pintura amarilla Hella Yella.

La personalización de Mopar también se aplica en el interior, con un protector para el sol de malla negra y asideros delanteros. El Wrangler 1941 está homologado directamente por las marcas Jeep y Mopar para ofrecer a los clientes la verdadera experiencia todoterreno, con toda la clase histórica de un Jeep.