Juan Carlos García
17 noviembre, 2015

Kia ya está desarrollando su gama de sistemas de asistencia avanzada al conductor, con una inversión de US$2 mil millones hasta el 2018. Su plan sería introducir nuevas tecnologías de conducción parcialmente autónomas para el año 2020, en arreglo a su objetivo a mediano plazo de colocar su primer automóvil totalmente autónomo en el mercado posteriormente.

La etapa inicial de la inversión por parte de Kia le permitirá desarrollar el primero de su nuevo Sistema de Asistencia Avanzada Conductor tecnologías (ADAS) y emplear a un mayor número de ingenieros. La inversión dará lugar a la introducción de la próxima generación de vehículos inteligentes de Kia en los próximos años.

Tae-Won Lim, Vicepresidente del Centro de Investigación Avanzada y el Instituto de Ingeniería del grupo automotriz, comentó: “Los vehículos totalmente autónomos están todavía un poco lejos, y se necesita una gran cantidad de investigaciones y pruebas de producto muy rigurosas para hacer posible la genuina ‘auto-conducción”. “Kia se encuentra todavía en las primeras etapas de desarrollo de sus propias tecnologías, y estamos seguros de que las últimas innovaciones, tanto parciales como totalmente autónomas, en última instancia harán la conducción más segura para todos”.

El Grupo Hyundai Motor está trabajando en estrecha colaboración con los proveedores y empresas asociadas para desarrollar una serie de tecnologías a través de tres categorías distintas, a fin de lograr el primer vehículo de conducción autónoma.

Entre las nuevas tecnologías actualmente en desarrollo es la carretera que conduce Assist (HDA), que combina un sistema de guía de carril (LGS) y Advanced Smart Cruise Control (ASCC). HDA diseñado para mantener automáticamente una distancia segura de los autos delante, manteniendo el vehículo en su carril en la autopista y en los límites de velocidad.