Juan Carlos García
28 mayo, 2014


El sueño del auto genuinamente autónomo codiciado por todas las marcas de la industria, ahora es una google-realidad, con el prototipo del buscador más famoso del mundo, que circula sin volante y sin pedales. El automóvil auto-conducción Google es la primera incursión seria de la empresa de tecnología en el negocio. Primero fue el Prius auto-conducción precargado con un sistema de alta tecnología de mapas de Google, pero esta es la primera verdadera mákina construida a mano… un prototipo de imagen adorable ideal para los que no tienen su licencia al día.

 

Quizás no sea el modelo más bonito del m

undo, pero el Portón eléctrico avanza sobre el futuro a  velocidades de hasta 25 kilómetros por hora, sin tener que usar la palanca de velocidades porque no tiene, ni pisar el acelerador porque eso ya es historia, ni mucho menos volante porque en Google lo pensionaron . Y al igual que cualquier otro vehículo, está diseñado para detenerse educadamente en el semáforo en rojo, mantenerse al margen de los puntos ciegos y hasta dar paso al carril divisores. Una chulería del mañana… hoy.