Volkswagen hace gala de una nueva y lúdica mákina, puesta a punto para el atroz desafío Pikes Peaks. Se trata de un superdeportivo que competiría en el ascenso de la mítica colina del International Hill en Colorado, Springs, a finales de junio. Esta nueva bestia tratará de superar el mejor tiempo de 8: 57: 118 minutos, con el coraje de su motor I.D. de 680 caballos de fuerza y 479 Nm de par.

Sin embargo, de acuerdo con la visión del equipo, el máximo rendimiento no es el objetivo final: los ingenieros de Volkswagen han tratado de alcanzar el equilibrio perfecto entre la capacidad de energía y el peso. Y esta es la razón por la cual el Prototipo ocupa un lugar tan especial en los planes de Volkswagen. Además, es un vehículo muy especial, al contar con el sistema de motor eléctrico dual y baterías de iones de litio.

La carrera en sí misma, adecuadamente denominada “Ascenso a las nubes” (“Race to the Clouds”), contiene un total de 4,720 breves tramos rectos y 156 curvas, que deben ser rebasados en un solo intento. El conductor sobre el que pesa este desafío no es otro que Romain Dumas, que ya ha defendido numerosos premios y reconocimientos en intentos similares. De hecho, también ganó Las 24 Horas de Le Mans dos veces.