Yanira Tavarez
23 septiembre, 2014

La Ford F-150 no tendrá problemas en su carrocería provocados por el calor del sol y los rayos ultravioletas (UV), gracia a un nuevo sistema de protección solar.

Para que los resultados en la Ford F-150 fueran los esperados se realizaron pruebas con el dispositivo llamado Thermatron, que emula la fuerza de los rayos solares y facilita este tipo de estudio al exponer los autos a altas temperaturas. En esta ocasión el icono del óvalo y las insignias de F-150 hicieron frente al dispositivo de prueba. Al final fueron 3,000 horas las que dichas partes aguantaron sin presentar problemas en la estructura, esto es equivalente a la exposición de cinco años. Pero la capacidad de este no fue estudiada solamente en condiciones de calor. La misma fue estudiada en temperaturas menores a los 40º bajo cero y superiores a los 100º.