Juan Carlos García
3 marzo, 2014

Los conductores del Infiniti Q50 serán los primeros en beneficiarse de la tecnología steer-by-wire inspirada en los sistemas utilizados en los aviones jet.

El Sistema de Dirección Asistida Electrónica (DAS), presente en algunos modelos de la gama de Infiniti Q50, permitirá a los conductores elegir la forma de sentir el camino en sus manos.

La tecnología steer-by-wire es un ingrediente clave en la fabricación del Q50, uno de los vehículos deportivos más dinámicos y emocionantes en el mercado, probado ampliamente por Sebastian Vettel, el tetracampeón del mundo en Fórmula Uno de Infiniti Red Bull Racing y también el director de performance de Infiniti, quien ayudó a afinar el desempeño del Q50 y su manejo en la pista de prueba de Tochigi en Japón.

Suave y ligero para maniobrar, más firme y más ágil para conducción deportiva y caminos difíciles, el Sistema de Dirección Asistida Electrónica (DAS) hace disponibles todas las opciones, a través de controles simples en su pantalla táctil. Único en su clase, tanto el peso de la dirección como la respuesta, pueden ser adaptados con todos los ajustes almacenados para cada conductor en la sofisticada memoria del Q50.

Al igual que un avión jet, DAS ofrece ventajas de diferentes sistemas de respaldo, incluyendo un enlace de conducta mecánica convencional.

El sistema funciona a través de la transferencia electrónica de los estímulos del conductor a las ruedas frontales donde un actor de alta respuesta maneja la dirección. Al eliminar las pérdidas mecánicas que podrían entorpecer las respuestas en sistemas convencionales, la réplica de la dirección es más rápida y la vibración en el volante se elimina. Y todo esto se logra con un nivel de retroalimentación del camino, lo que es vital a toda sensación de desempeño en Infiniti.

La dirección se ajusta en una pantalla táctil como parte del selector de modo de conducción Infiniti (Infiniti Drive Mode Selector). Dependiendo del modelo, hay hasta cuatro modos predeterminados y una configuración personal que permite al conductor mezclar y conjuntar esfuerzo y respuesta para adaptarse al estilo individual de conducción y al tipo de camino.

Como resultado y desafiando a los compromisos de dirección de automóviles convencionales, el Infiniti Q50 con Dirección Asistida Electrónica es tanto estable como relajante para conducir en autopista, así como reconfortante y gratificante en caminos de montaña – o tan ligero y sencillo para maniobrar en un estacionamiento lleno de personas.

Un beneficio adicional del DAS es que viene acompañado con la última tecnología de conducción Infiniti, el Control de Carril Activo, que utiliza el sistema de dirección para mantener el automóvil entre las marcas de los carriles de la autopista, “magnetizando” al vehículo a su carril y reduciendo la necesidad de un suministro de dirección continuo, debido a los vientos cruzados o cambios menores de inclinación de la superficie de la carretera.