Juan Carlos García
4 febrero, 2016

La alta emotividad desplegada por el comercial “The Commander” de Audi, corre a la par de la vivaz emotividad del totalmente nuevo Audi R8, presentado en la mega noche del Super Bowl, donde lo mejor de lo mejor de la publicidad revela sus más apasionantes producciones.

Rodeado por los recuerdos de los años dorados de la era espacial, un astronauta retirado se reencuentra con su adrenalina ida, cuando su hijo le entrega las llaves del totalmente nuevo Audi R8, para realizar juntos un “viaje soñado a la Luna”, donde una lúdica mákina estalla sobre la pista con toda su magia de diseño y poder, “comandando” la próxima generación del Audi R8, en una cuña de alto octanaje que invita a disfrutarla una, dos y tres veces, donde Audi hace ver a la audiencia que las cosas asombrosas pueden suceden bajo el aura de sus cuatro aros

El Audi R8 y R8 LMS fueron co-desarrollados y comparten aproximadamente el 50 por ciento de las mismas partes, incluyendo el motor V10, que se encuentra en el Audi R8 de producción.