Juan Carlos García
6 agosto, 2015

Foto: Nico Martínez. La edición 34 de la Copa del Rey Mapfre, fue lanzada a bordo del barco Maserati, que lidera el campeón olímpico de vela Fernando León. Así mismo y por parte de Maserati, su Director Comercial Enrique Lorenzana dio cuenta de las importantes novedades respecto a la implantación y el crecimiento de la marca en la Peninsula Iberica en general y de Mallorca en particular. Junto a los dos anteriormente citados, presidieron el acto Andrés Vidal, cabeza visible del emporio Autovidal y Guido Giovannelli, máximo responsable de la marca italiana para el Oeste de Europa, donde está enclavada Maserati Iberia.

Enrique Lorenzana, dio la bienvenida a todos los medios e invitados y explicó las razones por las que estaban otra vez implicados en el patrocinio de un barco en la Copa del Rey Mapfre. “Estamos aquí, gracias a los resultados comerciales, que como mandan los cánones náuticos, con los que Maserati está tan fuertemente implicada, marchan viento en popa”. Continuando, “Maserati Iberia ha crecido un 40% en cifras de negocio consolidadas, en los dos últimos años. Hemos elevado el número de concesionarios, de cuatro a ocho hasta alcanzar los 15 en los próximos meses”. Para finalizar recordando las similitudes existentes entre el proyecto deportivo y el comercial. “Desde que comenzamos el pasado año la aventura del mar, y la venta de coches son muy similares, porque vender Maserati no es fácil y llevar un barco de regatas a tope como el Maserati tampoco”.

Por su parte Fernando León, tras agradecer a Maserati su apoyo, “lo cual nos ha permitido a todos los que navegábamos en el Hispano, poder volver a hacerlo en el Maserati”, tras presentar a la tripulación, toda ella formada por regatistas con sólidos e importantes curriculum, cedió el turno de intervenciones de nuevo a Enrique Lorenzana, que anunció la firma del acuerdo con Autovidal que se convierte de este modo en el 8 concesionario oficial de Maserati en España. Por su parte Andrés Vidal, CEO de Autovidal, manifestó, “sentirse muy orgulloso de esta empresa familiar, que lleva cuatro generaciones de la misma integrados en este negocio”. Y se mostró rotundo al afirmar que “ser el nuevo y flamante concesionario de Maserati, es para ellos un orgullo y también una responsabilidad a la que esperamos poder afrontar con las debidas garantías de éxito”.