Juan Carlos García
25 mayo, 2013

Por todo lo alto, Italia celebra el 50º aniversario de la creación de la marca de Ferruccio con un modelo que se llama Egoísta, presentado recientemente por Lamborghini en un evento que ha permitido a más de 350 modelos de la prestigiosa firma recorrer las ciudades más emblemáticas de Italia.

El equipo de diseño de Lamborghini ha fabricado un One-Off, que como su propio nombre indica, interpone el egoísmo de su conductor ante la posibilidad de compartir su experiencia de conducción con otro acompañante. Es un monoplaza con fuertes influencias en las formas del helicóptero de combate Apache.

Basado en el Lamborghini Gallardo, el Egoísta se diferencia del resto de modelos de la marca no solo por su disposición monoplaza, sino también por el uso de una cúpula retráctil que sustituye las tradicionales puertas de un vehículo. Las líneas exteriores, moldeadas sobre fibra de carbono, presumen de un diseño muy muscular, y en la zona posterior del vehículo el Egoísta se destaca tanto por la mezcla de colores entre el rojo, naranja y negro, así como por los enormes respiraderos del motor y los dos spoilers que permiten mejorar la carga aerodinámica a alta velocidad.

En el interior, el Egoísta presenta un asiento de competición incrustado en el chasis del súperdeportivo, lugar desde donde se agarra el cinturón de cuatro puntos. El cuadro de instrumentos y el volante son completamente futuristas, tal es así que este último debe sustraerse para poder salir del peculiar Lamborghini. También cuenta con una pantalla Head-up Display.

El súperdeportivo 50º aniversario de la marca italiana utiliza un motor gasolina V10 con una cilindrada total de 5.2 litros capaz de entregar a las cuatro ruedas sin sobrealimentación alguna 600 CV de potencia.