Juan Carlos García
30 junio, 2014

Tan sólo una semana después del glorioso doblete de Audi en las 24 Horas de Le Mans, los cuatro aros vuelven a imponerse en otra prueba de resistencia, la más importante de Alemania: Las 24 Horas de Nürburgring.

Con el Audi R8 LMS Ultra, el equipo Phoenix Racing logró una difícil victoria, en la que el escuadrón de Ernst Moser ya había conseguido los máximos honores para Inglostadt.

Con un comienzo turbulento y muchos incidentes, el domingo se levantó con sol, no antes de verse un impresionante duelo por el liderato entre Christian Mamerow con su Audi número 4 y el Mercedes del equipo Black Falcon. Tras algunos cambios de posición a lo largo de varias vueltas, Audi triunfo ampliando el liderato sobre el pelotón en el último tercio de la carrera.

Audi sólo consiguió la victoria, sino también un nuevo récord de distancia con 159 vueltas. Por primera vez un ganador en Nürburgring ha cubierto más de 4,000 kilómetros, logrando 4,035.

“Mi enhorabuena a los ganadores y un sincero agradecimiento a nuestros clientes por su participación en el circuito de Nürburgring”, afirmaba un satisfecho Romolo Liebchen, responsable del departamento de competición para clientes de Audi Sport. “Vimos un verdadero clásico de este fin de semana en el que todas las cualidades de las carreras de resistencia fueron cruciales: tecnología de primera clase, los conductores fiables, una buena estrategia y un trabajo sólido del equipo. Estoy feliz por haber conseguido nuestra segunda victoria en tres años frente a una competencia feroz en una de las carreras de resistencia más duras del mundo. Felicitaciones también a nuestros clientes de las clases SP3T y SP4T. Para el departamento de competición para clientes de Audi Sport, el fin de semana ha estado plagado de éxitos”.

Audi---link