Juan Carlos García
27 julio, 2018

El Lexus LC tiene un diseño tan espectacular, como poderoso a modo de concept, ya que debajo del capó se esconde una propulsión excepcional. El coupé de la actualidad disfruta de dos mecánicas: una híbrida con un motor térmico V6 y 3.5 litros de cilindrada que desarrolla una potencia de 359 Hp y otro poderoso V8 atmosférico, con 5.0 litros de cilindrada y 477 caballos de fuerza.

Son dos versiones de una misma filosofía, ofrecer un vehículo tan potente como atractivo. Sin embargo, a la vista de las últimas imágenes, los ingenieros de Lexus estarían trabajando en el desarrollo de una variante todavía más deportiva, un tipo ‘F‘ de intenso caballaje.

A simple vista resulta complicado encontrar diferencias entre un LC ‘convencional’ y la nueva versión. Sin embargo, el futuro LC F debería lucir un kit de carrocería más agresivo, con paragolpes específicos, faldones laterales más bajos y dos tubos de escape dobles presidiendo la región posterior. En el interior, los cambios deberían ser más sutiles. En cualquier caso, es más que previsible que materiales como la Alcántara y la fibra de carbono también estén presentes en el habitáculo.

Los rumores apuntan sobre varias hipótesis. La más probable apunta a la adopción del mismo motor V8 de 5,0 litros, aunque debería superar holgadamente los 500 CV y de esta forma, diferenciarse con claridad de los 477 CV que desarrolla el V8 actual.

La otra opción apunta a la adopción de un sistema híbrido al bloque de ocho cilindros. De esta forma, sería relativamente sencillo alcanzar la barrera de los 600 Hp, a cambio de un consumo de combustible bastante razonable. Por último, los responsables de Lexus podrían estar trabajando en una mecánica V8 con 4.0 litros de cilindrada y dos turbocompresores. Esta opción también superaría la barrera de los 600 Hp sin muchas dificultades, sin la obligación de recurrir a ningún tipo de electrificación.

Por el momento, desconocemos la fecha aproximada en que Lexus nos enseñará los secretos del próximo LC F, pero a la vista del desarrollo del prototipo de pruebas, la cercanía del próximo salón de París podrían animar al fabricante japonés a mostrarlo en público coincidiendo con la cita parisina.