Juan Carlos García
22 abril, 2016

Una versión única del totalmente nuevo Camaro SS, Edición 50 Aniversario será el destellante Pace Car en la celebración de la carrera No.100 de las 500 millas de Indianápolis. Conducido por la leyenda del automovilismo Roger Penske, quien de paso estará celebrando sus 50 años como dueño de un equipo de carreras.

Esta es la novena vez en que un Camaro es honrado como el Pace Car en la proverbial carrera y la ocasión No.27 para Chevrolet a nivel de marca, dada la estrecha relación de ambos mundos, que data del 1948.

“Chevrolet y las 500 millas de Indianapolis tienen una larga historia que contar, marcando sus respectivos hitos en cada gran contienda, donde Camaro siempre ha dejado su impecable huella en el proceso”, dijo Mark Reuss, vicepresidente ejecutivo de Desarrollo Global de Productos y Compras Globales de Chevrolet. “También es un privilegio contar con Roger Penske al volante, ya que su equipo ha contribuido con Chevrolet a ganar cuatro títulos consecutivos como fabricante IndyCar, desde el 2012″.

Cuatro Camaro idénticamente preparados apoyarán la carrera, todos ataviados con exclusivos exteriores abulón chino, “para hacer aún más vistoso el 100% de su funcionamiento en la nueva cita de las 500 millas de Indianápolis”, completo Reus. “Gráficos en las puertas y el logotipos de la icónica Indianápolis en los paneles laterales, con la incorporación de detalles exteriores y gráficos exclusivos como parte del paquete Camaro SS 50 Aniversario, que sale a la venta en verano”, concluyó.

Con 455 caballos de fuerza, los Camaro SS no requieren modificaciones de rendimiento para liderar con total autoridad el campo de las carreras.

 “Chevrolet y Roger Penske están íntimamente relacionados con el patrimonio de las 500 millas de Indianápolis”, dijo J. Douglas Boles, presidente del Circuito de Indianápolis. “Al volante del Camaro SS Penske fácilmente podría pilotar la carrera por los próximos 100 años y fortalecer así sus vínculos históricos con Chevrolet e Indianápolis, tal cual lo ha venido haciendo a lo largo de todo un siglo de participaciones”.

“Para su nueva cita con Indianapolis, Chevrolet mejorará sus logros del 2015, ofreciendo mayor espectáculo en las carreras”, cuando fueron accionados los primeros cuatro Chevy clasificados, dirigidos por el ganador de la carrera y el piloto del equipo de Penske, Juan Pablo Montoya, ésta habría sido su segunda victoria en las 500 de Indianapolis y la número 16 para el equipo de Penske como tal.

Ningún otro equipo de carreras ha grabado más victorias en el Brickyard que el equipo de Penske, donde todo daría comienzo con la victoria del piloto Mark Donohue, en 1972.

Penske abordó la Indy 500 por primera vez en 1969, sin dejar de hacer campaña en su Camaro Trans-Am.