Dhymar Cohen
26 mayo, 2014

Audi gana la carrera en tecnología de iluminación con los primeros faros láser de serie. La marca de los cuatro aros ha venido liderando las innovaciones en este campo desde que en el 2008 el Audi R8 se convirtió en el primer vehículo de producción en el mundo que equipaba faros completos LED. A continuación, en 2012 incorporó señales dinámicas de giro. Audi inició un nuevo capítulo en la iluminación del automóvil con los faros Matrix LED, que debutaron en la actualización del A8 en 2013. Ahora, la marca de los cuatro aros inicia la siguiente etapa en el Audi R8 LMX con faros láser para las luces de carretera. Los faros láser aumentan sustancialmente el campo de visión, lo que resulta ideal para un súper deportivo como el R8 LMX.

La combinación de LED y láser, ya se utiliza en el nuevo Audi R18 e-tron quattro de las 24 Horas de Le Mans. La marca premium continúa así su tradición de utilizar las carreras para poner a prueba nuevas tecnologías destinadas a la producción. Audi domina desde hace tiempo la carrera más importante de 24 horas. Además de la excepcional tecnología TDI, el máximo rendimiento en iluminación confiere a nuestros pilotos una gran ventaja en pruebas en las que se compite de noche, lo que supone un factor clave de nuestro éxito”, explica Ulrich Hackenberg, responsable de Desarrollo. “La incorporación de los faros láser para el Audi R8 LMX subraya nuestra posición de liderazgo en lo referido a tecnologías de iluminación. El beneficio de seguridad que esto proporciona al cliente realmente representa estar ‘a la vanguardia de la técnica’”.

Con esta nueva tecnología un módulo láser por cada faro genera un cono de luz con el doble de alcance que los faros LED. Cada módulo comprende cuatro diodos láser de alta potencia. Con un diámetro de sólo 300 micrómetros, éstos generan un haz de luz láser azulado con una longitud de onda de 450 nanómetros. Un convertidor de fósforo transforma este haz en luz blanca apta para circular, con una temperatura de color de 5500 Kelvin, las condiciones ideales para el ojo humano, que permiten al conductor reconocer contrastes más fácilmente y ayuda a prevenir la fatiga. La luz láser, que se activa por encima de los 60 km/h, complementa el haz de la luz LED en el Audi R8 LMX, y mejora considerablemente la visibilidad y la seguridad. Un sensor basado en las imágenes de una cámara detecta otros usuarios de la carretera y ajusta de forma activa el patrón de luz.


Shell-Banner-Artuculo