Juan Carlos García
22 mayo, 2019

La noticia ha corrido a la velocidad de un campeón, sembrando del luto los circuitos del mundo: el ex piloto austriaco, tricampeón de la Fórmula 1 y director no ejecutivo de Mercedes, el legendario Niki Lauda falleció a los 70 años.

“Con profunda tristeza anunciamos que nuestro amado Niki ha fallecido pacíficamente rodeado de su familia el lunes 20 de mayo de 2019”, dice el anuncio enviado a los medios.

“Sus logros únicos como atleta y empresario son y seguirán siendo inolvidables, su incansable entusiasmo por la acción, su franqueza y su valor permanecerán. Fue un modelo a seguir y un punto de referencia para todos nosotros, fue un esposo, padre y abuelo cariñoso, lejos del público, y lo extrañaremos”, continúa el comunicado de la familia Lauda.

El austriaco había estado luchando contra problemas de salud desde mediados del año pasado, incluido un trasplante de pulmón en agosto que requirió una hospitalización de dos meses.

Posteriormente fue ingresado de nuevo por un corto período a principios de 2019 después de contraer una gripe. Según la prensa austriaca, en los últimos días estuvo recibiendo diálisis renal en Suiza.

Lauda fue un gigante del paddock de Fórmula 1 durante más de cuatro décadas. Debutó en 1971, ganó su primera carrera en 1974 después de fichar por Ferrari. Sumó el primero de sus tres títulos en 1975. La temporada siguiente tuvo la suerte de sobrevivir a un duro accidente en Nürburgring, que le provocó graves quemaduras.

Cabe destacar que sólo se ausentó dos carreras, realizando uno de los regresos más notables en la historia del deporte, y perdió el campeonato por un solo punto ante James Hunt, de McLaren. El segundo campeonato lo ganó para Ferrari en 1977, antes de que Lauda se marchase a Brabham en la temporada 1978. Su estancia con el equipo duró menos de dos años, pues Lauda se retiró de la Fórmula 1 en mitad del Gran Premio de Canadá de 1979.

Luego se centró en su incipiente negocio aeronáutico en Austria hasta 1982, cuando regresó a la Fórmula 1 con McLaren. Esa relación trajo un tercer Campeonato del Mundo dos temporadas más tarde, cuando venció a su compañero de equipo, Alain Prost, por sólo medio punto de diferencia.

Después de su segunda retirada en 1985, en la década de 1990 asumió el cargo de gerente de consultoría, con Ferrari, al que siguió el trabajo de director del equipo en Jaguar, que aceptó en 2001, pero que solo duró hasta 2002.