Juan Carlos García
30 marzo, 2016

Debutando en el Auto Show de Nueva York , la Maserati Levante abre un nuevo capítulo en la historia del tridente, completando la gama Maserati con esta joya en territorio SUV. En combinación con el Quattroporte, Ghibli, GranTurismo y GranCabrio, la gama ahora cubre la totalidad del mercado de automóviles premium.

Se pondrá a la venta en Estados Unidos a finales de agosto, en versiones V6 Biturbo de 350 y 430 caballos de fuerza.

Diseño, exclusividad y rendimiento, son las características clave para describir el nuevo “templo” Maserati, de distintivo porte y estilo italiano, con características de diseño impresionantes e icónicas propias de la marca. Su elegante exterior coupé brinda la mejor eficiencia en aerodinámica de su categoría, con un coeficiente Cx de tan sólo 0.31.

La cabina ha sido trabajada con los materiales más finos y exquisitos al tacto, a partir de piel de primerísima calidad con el sello de seda de Ermenegildo Zegna, disponible a partir de sus paquetes de lujo y Sport, en un habitáculo enriquecido de libertad gracias a su amplio techo solar eléctrico.

La tecnología instalada en el Levante está diseñada para ofrecer actuaciones destacadas de manejo: suspensión sofisticada, combinada con su sistema de amortiguadores controlados electrónicamente y 5 modos diferentes de conducción.

La Levante ofrece el centro de gravedad más bajo de su clase y una distribución del peso perfectamente equilibrado (50-50).

La interfaz hombre-máquina a bordo es una evolución del sistema de Maserati Touch Control, completamente actualizado para ofrecer aún más funciones y comodidad, gracias a la pantalla ´capacitiva´ de alta resolución de 8.4 pulgadas y un nuevo mando giratorio situado en el centro del tablero.