Opinio Alvarez
20 febrero, 2019

Irradiando en la órbita SUV con supremacía súper deportiva, la nueva Maserati Levante GTS es la mayor efusión de lujo premium en la industria. Esta mákina de los dioses es literalmente un Ferrari utilitario al tope del confort, dadas sus prestaciones exclusivas en conformidad con la centenaria cultura Maserati. Al trazo de un diseño fervorosamente italiano, experiencia de conducción única, propulsores desarrollados por el ‘Cavallino Rampante’, el GTS es una majestuosa bocanada de adrenalina que el mismo Neptuno reclamaría como obra soñada, luciendo su refinado carácter aventurero en el salón de exhibiciones de Reid & Compañía

 

Bajo impecables cánones y estilo Maserati, la Levante GTS es una propuesta de alta adrenalina, que escala exclusivas magnitudes de su sello premium en la cúspide. Diseño de pureza sensual, lujo magnánimo, exuberante artesanía y la sónica seductora de su propulsor Ferrari y los más arraigados preceptos de Módena, la hacen una SUV de excepciones premium.

 

Diseñada Desde el ‘Olimpo’

La nueva Maserati Levante GTS fue moldeada sobre tres pilares en óptima pulcritud: diseño, exclusividad y especialmente, performance. Sus formas son conquistas del lenguaje utilitario, pero al mismo tiempo seducciones deliberadamente estudiadas para el placer, con originalísima dirección aerodinámica, logrando el mejor rendimiento de su segmento con un coeficiente de tan sólo 0.31.

Su parrilla a ocho cortes descuella dramáticamente, conectando ágilmente con el ‘tecno-estilo’ de sus grupos ópticos en talle LED, proclamando las indisputables prerrogativas atléticas del Tridente. Este impacto de deportividad GTS proviene de la arquitectura de las tomas de aire con mayores ambiciones de poder.

Adjetivaciones ingeniosas hacen falta para describir su región posterior, donde destaca la cuadrafonía de sus nuevos escapes más prominentes, en clara insinuación a sus atributos GTS bajo el capó.

 

Cabina de Superlativos

El interior de la Maserati Levante GTS es un jardín del Edén para sus ocupantes, expresado con los materiales más exquisitos que la industria puede ofrecer. El primer intenso placer que seduce es su cobertura en cuero Pieno Fiore y gamuza prácticamente a 360 grados. Se trata de tapicería ultra lujosa confeccionada por los mejores peleteros italianos, exaltada con ornamentales costuras de la mayor pulcritud. Igualmente seduce el contraste de sus protagónicas aplicaciones en fibra de carbono de poro exquisito, que generan supremas sensaciones táctiles. Los ergonómicos tronos deportivos completan la riqueza interior con pespuntes de intenso estilismo.

Del tablero destacan los gráficos inspirados en la herencia de carreras de Maserati, subrayando la deportividad del GTS. Al centro domina la gran pantalla TFT de 8.4 pulgadas, que suple el info-entretenimiento Uconnect, con una tecnología aplicada que propone la más extrovertida experiencia a bordo, con Apple CarPlay y Android Auto, sin mencionar Bluetooth y puertos USB, por decir lo menos. El placer acústico es arte en grado Harman Kardon, con dos altavoces de agudos en el tablero de instrumentos, un woofer en cada puerta y dos altavoces de agudos adicionales en las traseras, más 12 canales, amplificador de 900 vatios y 14 bocinas por todo el habitáculo… sencillamente ‘la Scala de Milán’ a bordo.

 

Poder GTS para los Más Exigentes

Más de 100 años de tradición Maserati inspiran la potencia propulsora del Levante GTS. El intenso bramido de su motor Powertrain biturbo de convicciones deportivas de un genuino Ferrari, recurre a un ‘adrenalizadoV8 de 3.8 litros, gestionando radicales 550 caballos de fuerza y brutales 730 Nm de torque. Este poderoso propulsor sólo necesita 4.2 segundos para alcanzar los 100 km/h, mientras que su velocidad máxima es de 292 km/h. Es decir, ofrece el rendimiento de un súper deportivo de elevadas potestades, envuelto en el cuerpo de un SUV de alta gama.

Diseñado en conjunto con Ferrari y fabricada en Maranello, esta casta propulsora resulta un excitante manjar para los amantes de la velocidad, asociado a la ágil transmisión de ocho velocidades con ambiciosas levas al volante y al inteligente sistema de tracción Q4, aclamada por su versatilidad y carácter deportivo.

La mákina ofrece la opción de usar los cambios en modo automático (RND) o manual, girando la palanca de derecha a izquierda. Este avance propició la eliminación del botón “M” en la consola central, dando paso al nuevo botón “P” en la palanca de velocidades, a fin de seleccionar sin esfuerzo el modo de manejo deseado. El Q4 Intelligent All-Wheel-Drive ha sido diseñado para ofrecer la sensación de la tradicional tracción trasera Maserati que ahora se ha actualizado para satisfacer los requisitos del Levante GTS. En condiciones normales de manejo, el Q4 proporciona el 100% del torque del motor a las ruedas traseras. La presencia de la aleación de aluminio liviano asegura una mayor rigidez sin aumento de peso. El Control Integrado de Vehículos (IVC) del GTS ofrece una dinámica de conducción con la suprema estabilidad que se espera de un verdadero Maserati.

 

Tributo GTS

Más que una marca, Maserati es un legado de valores italianos al mundo, un singular lenguaje de arte puro donde la sola mención de su nombre es una vivaz ostentación de lujo e historia. La Levante GTS es una partidora de aguas por derecho propio. Diseñada para cautivar a los más exigentes, el resultado es una experiencia de conducción de poder única con la supremacía que sólo el Tridente lo ha sabido hacer durante un siglo. Esta fiera en lienzos de gala es un majestuosa exhibición de deportividad, que viene a imponer condiciones SUV, esgrimiendo coraje y espíritu en magnánima libertad, artesanía superior y avanzados caudales de tecnología, radiante de sí misma en las vitrinas de Reid & Compañía SAS.