Juan Carlos García
6 diciembre, 2017

El Maserati Levante representa un capítulo de excepción en la historia del Tridente y del mundo premium, incursionando en la órbita SUV con su natural enfoque deportivo en estado de grandeza, echando mano de prestaciones exclusivas en conformidad con la centenaria cultura Maserati. Al trazo de un diseño fervorosamente italiano ha impulsado las ventas de unidades a niveles récord en Estados Unidos, tal como se dijo dentro del LA del Auto Show de Los Ángeles 2017.

En términos puntuales, el Levante representará más del 50 por ciento de las ventas mundiales de Maserati, que este año probablemente superará los 50,000 automóviles, frente a los 42,000 del año pasado.

Pero si el Maserati Levante es una propuesta revolucionaria, una Levante Jr. podría ampliar la gama SUV en la familia Maserati y de paso ´convulsionar´ el segmento donde surja.

Si bien no prevé un Levante más grande en el horizonte, no se descarta la posibilidad de algo más pequeño que la versión actual, que podría unirse al Alfa Romeo Stelvio como un SUV compacto.

El Maserati Levante, además de agregar importantes dígitos de ventas, también está demostrando ser un vehículo de conquista para la compañía. Los compradores de automóviles que realizan compras cruzadas de Cayenne de Porsche o Range Rover de Land Rover de Jaguar se están convirtiendo en clientes de Maserati, la mayoría de ellos viniendo a la marca por primera vez.