Juan Carlos García
2 julio, 2013

Los neumáticos Michelin Endurance LM P1 han permitido al prototipo del equipo Drayson Racing conseguir un nuevo récord de velocidad terrestre para un vehículo eléctrico.

El prototipo eléctrico para Le Mans, Drayson B12 69/EV, ha borrado el récord anterior de 285.6 km/h, en vigor durante casi 40 años, mejorando la plusmarca que ahora es de 333.23 km/h. Este exitoso acontecimiento ha tenido lugar en el aeródromo inglés de Elvington, situado en las cercanías de York.

Los Endurance LM P1 están diseñados específicamente para altas velocidades en carreras de resistencia y se han desarrollado en colaboración con los mejores equipos del Campeonato del Mundo Endurance. El prototipo Drayson montaba neumáticos delanteros en la dimensión 33/68-18 y los traseros en la dimensión 37/71-18.

El prototipo Drayson ha sacado todo el partido a un arranque rápido y a una adherencia máxima para obtener la velocidad más elevada en el mínimo tiempo, así como una estabilidad que ha permitido al carro reducir sus cargas aerodinámicas.