Juan Carlos García
26 junio, 2015

 Michelin parte el pavimento con un producto arrebatado al futuro. Se trata de la tecnología MEMS (Michelin Earthmover Management System) Evolution3, un evolucionado sistema de captación y transmisión de datos sobre neumáticos en tiempo real. Este producto fuera de serie abre una nueva etapa en el sector de la minería, al ser un neumático que… ¡se comunica! ¿Pero qué es lo que comunica? MEMS no solo ofrece la posibilidad de informar en tiempo real los datos de temperatura y presión de los neumáticos, sino que innova aún más al enviar diferentes alertas a los operadores por diversos canales de comunicación.

Sus visionarias funciones le permiten salirse del marco estricto de los TPMS (Tyre Pressure Management System), para incorporarse a la progresiva y selecta ‘categoría’ de neumáticos que se comunican. De esta forma,  Michelin aumenta la eficiencia operativa de los colosales dúmpers que trabajan en minas de superficie con esta asombrosa nueva generación de MEMS, que se inscribe en la estrategia del Grupo de proponer siempre, además de neumáticos, servicios que generen valor añadido para los usuarios.

Las mákinas que operan en las minas de superficie trabajan en las condiciones más difíciles y exigentes que hay.  Aquí, el menor problema adquiere unas dimensiones técnicas y operativas extremas. Para los operadores de estas minas, la inmovilización del material constituye el peor de los escenarios. Cambiar un neumático de más de cuatro metros de alto y de cinco toneladas de peso en estas mákinas colosales, supone más de ocho horas de trabajo.