Juan Carlos García
25 julio, 2013

La retahíla de rumores que suben como la champaña anticipan que sí, de modo que el familiar y hasta clásico Lancer Evolution, (cariñosamente Evo), participaría del creciente mercado del doble combustible. El Mitsubishi Lancer ha sido un automóvil muy exitoso, producido por Mitsubishi Motors desde el año 1973, con ocho generaciones en el maletero y una larga estela de participaciones estelares en rallys.

La marca de los 3 diamantes fue fundada en 1870 por Yataró Iwasaki, hijo de una familia samurai. Desde entonces, el consorcio ha desempeñado un importante papel en la transformación de Japón en una sociedad industrializada. No en vano se trata de una fábrica que ha sabido apresurar cambios e innovaciones en todo lo que hace. Los rumores de su hibridación circulan de la mano de la británica Autocar, fijando incluso la potencia de la próxima generación de la berlina deportiva de Mitsubishi, de la que se llegó a decir incluso que podría llegar con una motorización diesel.

La publicación especializada se aventura con nuevos detalles de la próxima generación del Mitsubishi Lancer Evo. Nuevos datos que pasan por anunciar ya una potencia máxima de 500 caballos de la mano de una motorización híbrida de tipo plug-in. Un sistema de tracción total conformado por el nuevo esquema híbrido gracias al cual el nuevo Evo podría desplazarse incluso sólo apoyado por energía eléctrica… será más eficiente, más tecnológico y seguramente más eficaz… pero… ¿gozará del visto bueno de los aficionados?