Juan Carlos García
27 julio, 2016

El poder de la ciencia ha hecho avanzar al mundo de manera exponencial. La inteligencia artificial es uno de esos temas del que se esperan más avances espectaculares en relativamente poco tiempo, de cara al sueño de las mákinas autónomas, donde Nissan ha activado un ‘turbo’ con el fin de tomar la delantera.

En pos de ese objetivo, el emporio japonés ha puesto pasión especial para ese logro, contratando un científico computacional para que tome las riendas de su programa de conducción autónoma. Se trata de Maarten Sierhuis, quien ni más ni menos fue investigador de la NASA. El flamante Director del Centro de Investigación de Nissan (NRC), con asiento en Silicon Valley, California, habrá de profundizar en el desarrollo de la inteligencia artificial que ayude a impulsar el futuro de los vehículos autónomos de Nissan. Sierhuis, quien obtuvo su doctorado en Inteligencia Artificial por la Universidad de Ámsterdam, señala que su equipo empleará aprendizajes de la antropología para el diseño de los sistemas de conducción autónoma.

Su especialización de lidiar con las interacciones entre humanos y mákinas fue más que suficiente para su incorporación. La conducción autónoma de Nissan busca brindar a los usuarios nuevas opciones y experiencias, en la visión de la marca de fabricar en un futuro más próximo que lejano vehículos que se “manejen completamente solos”. Nissan calcula que esto será posible dentro de algunos diez años. Precisamente es allí es donde la experiencia de Sierhuis entra en juego, quien

 “Traer estas nuevas tecnologías a la sociedad cambiará muchas cosas. Pueden considerarme un loco, pero parte de lo que me impulsa a pensar en este tipo de problemáticas es que quiero que se hagan de la forma correcta”, señaló Sierhuis, quien nació en Holanda y ha vivido en Estados Unidos desde 1989.

En menos de una década todo cambiará, permitiendo al conductor elegir si desea delegar el comando del vehículo a sistemas de conducción autónoma en distintos puntos de su trayecto o prefiere permanecer en control todo el tiempo. Aun cuando el conductor tenga el control del vehículo, las características de conducción autónoma continúan monitoreando las condiciones y, en caso de un peligro inminente, le ayudan a prevenir un accidente.

ProPilot es la primera de las tecnologías de conducción autónoma de Nissan, lanzada en julio de este año, que permite a los vehículos conducirse de forma autónoma y segura en condiciones de tráfico pesado en carreteras, donde los vehículos se detienen y aceleran constantemente.

Para el 2018, Nissan planea revelar una aplicación de “control de carril múltiple” que alerte de forma autónoma sobre los peligros en el camino y permita cambiar de carril durante el manejo en autopistas. Para el 2020, la marca nipona proyecta agregar la capacidad para que el vehículo pueda conducirse en la ciudad y en intersecciones sin la intervención del conductor.

Asimismo, para ese año la Alianza Renault-Nissan planea el lanzamiento de más de 10 modelos con importantes funciones de conducción autónoma en los mercados de Estados Unidos, Japón, Europa y China.