Juan Carlos García
9 julio, 2018

El proyecto de un estudiante de Río de Janeiro fue elegido ganador del concurso en homenaje a los 110 años de la inmigración japonesa“Personas” y “movimiento” fueron las principales inspiraciones para la pintura “más nipona”, donde el proyecto ganador es oriundo de Río de Janeiro, el participante de nombre Daniel Ferreira Junqueira, estudiante de diseño de la Universidad Católica Pontificia (Pontifícia Universida de Católica-PUC).

Inspirado en los kanjis, Daniel tradujo el movimiento que rememora las ondas del mar. Su diseño representó la trayectoria del navío de los inmigrantes japoneses hasta Brasil. Muestra mucha emoción, con colores fuertes que recuerdan a la cultura japonesa y un degradado que hace que el proyecto sea más moderno. Una mezcla que tiene que ver con Nissan Kicks, un automóvil moderno que tiene en su esencia la tradición y la calidad japonesa, comentó John Sahs, jefe del Estudio Satélite de Diseño de Nissan en Brasil.

El estudiante carioca de 25 años explicó el origen del proyecto: “El arte japonés es muy expresivo, principalmente la pintura tradicional. El concepto nació cuando vi los kanjis o pinturas japonesas hechos a mano que representan la temática de la inmigración y tienen el significado de ‘personas‘ y ‘movimiento‘. En aquel momento, supe que seguiría en esa línea para comenzar los bocetos. Me di cuenta de que el resultado había quedado muy elegante y que coincidía con todo lo que había pensado.

La Comisión de Jurados, formada por miembros del Estudio de Diseño de Nissan en Brasil y de las áreas de Comunicación Corporativa y Marketing, recibió proyectos de universitarios de Río de Janeiro y de San Pablo, en donde se encuentran la fábrica y las oficinas de la marca en el país. Contribuir en el desarrollo de los lugares en donde está instalada es uno de los pilares fundamentales de Nissan en Brasil. Para el jefe de diseño, un concurso académico forma parte de eso.

Además, es importante para Nissan estar presente en el ámbito académico. Las iniciativas como nuestro concurso incentivan el desarrollo de los estudiantes, más allá de contribuir para que comiencen a pensar en sus diseños de una manera profesional y más competitiva, dirigida a un mercado real“, agregó Sahs.