Juan Carlos García
6 junio, 2014

Un grupo de emprendedores industriales al más alto nivel de Japón, encabezados por Nissan, se juntaron con el futuro en el centro de las discusiones, para la creación de la Nippon Charge Service, LLC, empresa que tendrá la responsabilidad de promover la instalación de centros de recarga para vehículos impulsados por energía eléctrica (híbridos y 100 por ciento eléctricos).

Junto con otras tres automotrices, el emporio tokiota anunció su creación, entre otros objetivos, para propagar el uso de vehículos eléctricos como el Nissan LEAF. De esta manera, se espera que las industrias del sector también se beneficien con este proyecto.

El Banco de Desarrollo de Japón (DBJ, por sus siglas en inglés) apoyará el esfuerzo conjunto de las cuatros empresas automotrices al invertir en la nueva compañía a través del “Fondo para la Competitividad Industrial Japonesa”.

Los vehículos eléctricos han tomado un rol clave en la configuración de la política energética del futuro. En conjunto con los subsidios del gobierno, el financiamiento cubrirá el costo total de la instalación para los candidatos seleccionados.

El programa está dirigido a las instalaciones de recarga que tengan un gran valor público en los planes de desarrollo de la siguiente generación de infraestructura de recarga, los cuales han sido delimitados por gobernantes y autoridades locales.

La asistencia financiera será puesta a disposición de empresas y operaciones para establecer puntos de recarga en locaciones clave, tales como instalaciones comerciales y de vivienda, estacionamientos y estaciones de servicio en las autopistas, así como en tiendas de conveniencia y estaciones de servicio en carreteras.