Hernán González
23 mayo, 2017

Dongfeng es una marca de expansiones en numerosos mercados, que incorpora al nuestro a la nueva AX7, una SUV plena de atribuciones en todos los ámbitos de su análisis, luciendo un diseño atrevido, características avanzadas y encomiable equipamiento. La mákina entona muy en alto el canto de sirenas de su atractivo precio, valor que multiplica su perfil de SUV eficiente con sabor a sorpresa y aventura, reluciendo vivacidad y estilo en los salones de cristal de Peravia Motors

 

Como los jarrones chinos que esconden un encanto particular, los vientos de la sorpresa del gigante asiático ofrecen un atractivo que vale la pena descubrir… como la Dongfeng AX7. La marca es la primera entre los cinco grandes fabricantes de automóviles de China desde el 2007. Conocida también por su acrónimo DFM, DongFeng significa “Viento del Este”, dejando muy en claro al mundo su sangre de dragón. Fundada por el legendario Mao Tse Tung en 1969, su sede se levanta en la ciudad industrial de Wuhan, con 176,000 empleados y activos totales por valor de 240,200 millones de yuanes. Su producción anual ya supera los 3.8 millones de vehículos, en una marca que figura entre las 500 más populares del mundo. Su asociación con Nissan, Kia, Honda, Renault o Volvo le suman puntos en el cuadrilátero mundial.

 

El Factor AX7

2. DFM AX7 - MAKINAS

La gestión de Peravia Motors presenta un nuevo fruto de DFM, con la llegada de la nueva Dongfeng AX7, una SUV dinámica y fogosa, lanzada por el mega consorcio, dispuesta a sorprender. Su diseño modernista y finos detalles tanto en el exterior como en el interior, la impulsan al ruedo con valores propios, conjugando la funcionalidad con prestaciones inusuales en su categoría. Su estilo exterior, calidad interior y tecnología disponible, la hacen atrayente. Se trata de una combinación de eficiencia y dinámica de conducción, que despierta nuevas expectativas en territorio SUV.

 

Sorpresa a Primera

4. DFM AX7 - MAKINAS

Con un diseño de estilizada presencia, la nueva Dongfeng AX7 se abre paso con credenciales propias, perfecta para la creciente clase profesional emergente. Con este impetuoso modelo de Peravia Motors, nuevamente queda demostrado como los autos chinos de clase DFM están conquistando numerosos adeptos en el mercado, por cuanto su experiencia de conducción está rebasando expectativas. Su frontal de trazos suaves, descubre un capó de gran carácter y parrilla vigorosa, en asociación a un juego de ópticas LED de líneas ágiles y halógenos en elegante disposición. Los trazos de sus laterales suman estilo, con pasos de rueda anchos que le confieren una apariencia atlética, mientras su región posterior parece reunir los mejores recursos de diseño de las grandes marcas.

Si bien es cierto que muchos comparan su perfil con el de modelos como la Hyundai Santa Fé, la AX7 es un gladiador con total independencia de estilo y personalidad, que nada tiene que envidiarle a los coreanos.

 

La Sorpresa Interior

6. DFM AX7 - MAKINAS

Convencida de que la lucha en su categoría es demoledora, la AX7 es una mákina de magníficas atribuciones en cabina. Su excelente diseño causa muy buena impresión con nociones de armoniosa amplitud, asientos en elegante textura que suplen su apetente confort.

Sus valores inusuales en la disposición de los elementos, buenos acabados y gran dotación de tecnocracias, como la infaltable cámara de reversa o su botón de encendido que se separa de la norma, son dignos de encomio. El elegante panel asimétrico y volante multifunción son dos de sus riquezas, sumado a su amplia consola central de estupenda factura, donde reposa su freno de emergencia electrónico, otra de sus inusuales características. Su gran pantalla táctil es la sorpresa mayor. Desde allí ofrece completo info-entretenimiento y controles en conexión Bluetooth, USB y auxiliar, más 6 bocinas que abastecen el audio.

 

Impulso Combativo                                       

7. DFM AX7 - MAKINASLa nueva Dongfeng AX7 hace camino al andar con su motor de gasolina de 2.0 litros con 145 caballos de fuerza y un torque de 200 Nm, en asociación con una dúctil trasmisión de 6 velocidades.

No está por demás mencionar su completo equipamiento de seguridad, con los infaltables ESP (Programa electrónico de estabilidad) ABS (Sistema antibloqueo de frenos) EBD (Distribución electrónica de frenado), BA (o Asistencia de frenado inteligente) y TCS (o Sistema de control de tracción). Brinda sensores de obstáculos en reversa y bloqueo central automático a 10km/h, con desbloqueo automático de puertas en caso de impacto y corte automático de combustible por la misma causa.

En el balance, la Dongfeng AX7 es una mákina de satisfacciones muy aguerrida, que como los proverbiales jarrones chinos llega a Peravia Motors envuelta del halo de la sorpresa y la gallardía en el proverbial arte oriental de dar mAX.