Juan Carlos García
5 diciembre, 2017

Impulsando el legado del performace Corvette con la mayor potencia jamás experimentada en un Chevrolet, la marca presentó el ZR1 2019, como el mega deportivo que ofrece el mejor rendimiento de pista y la tecnología más avanzada de su historia del emporio americano.

“Nunca antes había manejado un Corvette como este, y nadie más lo ha hecho, porque nunca antes había habido uno así”, dijo Mark Reuss, vicepresidente ejecutivo. “Su rendimiento sin precedentes pone a todos los demás super deportivos en aviso de que el ZR1 está de vuelta”.

El exclusivo motor sobrealimentado LT5 del Corvette ZR1, que cuenta con una certificación SAE de 755 caballos de fuerza y unos impresionantes 969 Nm, está estableciendo un nuevo punto de referencia en rendimiento. Además, el Corvette ZR1 cuenta con dos paquetes aerodinámicos perfeccionados en túnel de viento, incluido un cola alta disponible que proporciona un estimado de 950 libras de carga aerodinámica.

Su motor es el más poderoso de todos los Corvette previos, con un formidable V8 LT5 6.2 litros sobrealimentado con transmisión mecánica de siete velocidades o automáticas ocho velocidades con modo manual. Es la primera vez que se ofrece una transmisión automática en un ZR1.

La apariencia agresiva del nuevo Corvette ZR1 está impulsada por la función, lo que contribuye a su distinción como el Corvette de producción más rápido hasta la fecha. El frontal es totalmente nuevo, diseñado para canalizar aire para el sistema de propulsión y refrigeración de la transmisión, con cuatro nuevos radiadores. Una cubierta especial de “halo” de fibra de carbono está abierta en el medio para despejar el LT5 ensamblaje del supercargador del motor.

Las características adicionales, incluidos los paquetes aerodinámicos con alas montadas en punta, ayudan a empujar al ZR1 más fuerte en la pista para un manejo más seguro y tiempos de vuelta más rápidos.