Juan Carlos García
26 agosto, 2016

Lincoln lidera el renglón satisfacción del cliente, según los nuevos datos del Índice de Satisfacción del Consumidor Americano, 2016. Los logros de la marca del óvalo azul son encomiables, por la dramática forma como han escalado a la cima de este enfoque del consumidor. En una escala de 100 puntos, la satisfacción del cliente del Lincoln era de ciento a 82%, obteniendo una mejora del 5% para subir a 87. Honda es el segundo con 86%, acusando un aumento de 8%. Toyota y BMW empatan en tercer lugar con 85%, en ambos casos, exhibiendo un avance del 4%.

Los propietarios de vehículos nacionales y del mercado en general observan más complacencia con sus vehículos que antes. 16 de los 24 fabricantes rastreados por la ACSI han mejorado su índice de satisfacción, mientras que cinco han caído.

Claes Fornell, fundador de ACSI, dijo: “El aumento de los vehículos del mercado de masas bien puede ser a expensas de las marcas de lujo en el sentido de que los compradores ahora ven poca diferenciación entre los autos de lujo y los regulares. Si hay poca diferencia, ¿por qué pagar más? La exclusividad puede no ser suficiente”.

Ford lleva a los fabricantes de automóviles nacionales con una calificación de 84. General Motors está en 81, mientras que Fiat Chrysler alcanzó 78. El núcleo Ford, Chevrolet y Chrysler marcas están en 81, 83 y 79, respectivamente.