Juan Carlos García
1 abril, 2016

Polestar, la división deportiva de Volvo Cars, anuncia el lanzamiento de dos mákinas ultra-rápidas: el nuevo Volvo S60 Polestar y la V60 Station wagon, ambas empoderadas con 367 hp.

Este par de fúlgidas destrezas Volvo hacen el sprint de cero a 100 kmh en sólo 4.7 segundos, logrando una velocidad máxima de 250 kmh, gracias a la versión súper mejorada de su motor de cuatro cilindros Drive-E, exclusivo de los nórdicos.

¿Qué hicieron los talentos de Polestar? Tomaron un S60 y un V60 originales y les añadieron un respetable propulsor turbo más grande, un mega compresor, nuevas bielas, nuevo árbol de levas, una toma de aire más grande y una bomba de combustible de mayor capacidad, más un innovador sistema de tracción en las cuatro ruedas BorgWarner y la nueva y optimizada caja de cambios Polestar Geartronic de ocho velocidades.

Igualmente Polestar ha reducido radicalmente el peso de ambos modelos, siendo 24 kilos más ligeros en comparación con los modelos anteriores.

“Son un par mákinas voraces”, dijo Niels Möller, director de operaciones de Polestar. Pero son más que eso. Combinan 20 años del pedigrí de Polestar con el pragmatismo y la ingeniería exclusiva de Volvo. Dos vehículos muy rápidos que se pueden utilizar todos los días del año.”