Dhymar Cohen
6 julio, 2014

Con el clamor de su pueblo, Lewis Hamilton de la Escudería Mercedes recibió los ‘agitones’ de la banderita a cuadros de Silvestone, al imponerse en el Gran Premio de Gran Bretaña de Fórmula 1, delante del finlandés Valtteri Bottas (Williams) y del australiano Daniel Ricciardo (Red Bull).

Esta victoria permite a Hamilton recortar a cuatro puntos la ventaja sobre su compañero de escudería y líder del Mundial, el alemán Nico Rosberg, quien partió en pole position, pero abandonó en la vuelta número treinta por problemas en la caja de velocidades.

Hamilton cubrió las 52 vueltas de la mítica pista inglesa de 5.8 kilómetros, para completar un recorrido de 306.2 kilómetros, en dos horas, 26 minutos, 52 segundos y 94 milésimas en una prueba que estuvo suspendida con bandera roja durante casi una hora, tras el accidente en la primera vuelta del finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari) y el brasileño Felipe Massa (Williams).

El español Fernando Alonso (Ferrari), que había arrancado decimosexto, acabó sexto, quien resistió durante muchas vueltas el ataque del alemán Sebastian Vettel (Red Bull) pero a falta de cuatro le tuvo que ceder la quinta plaza.