Juan Carlos García
28 abril, 2016

El formidable Peugeot 908 LMP1 del 2008, es una soñada propuesta de subasta de la casa Sotheby de Londres. Peugeot lo creó con el fin de vencer a Audi en Le Mans y fue justamente lo que hizo en el 2009, convirtiéndose en el 908 V12 que ganó la legendaria corona, con su motor de doble turbo de 5.5 litros Diesel, desatando más de 700 caballos de fuerza y un impresionante bajo consumo. Es uno de los ejemplares más avanzados de la era pre-híbrido.

El ejemplo que destella aquí ganó dos carreras de resistencia: el Petit Le Mans en Road Atlanta en 2009 y la carrera de miles de kilómetros en el Algarve en 2010. Llegó apenas un segundo delante de R10 TDI en Le Mans en el ’08, cuando heroicamente cruzó la línea de meta en La Sarthe, siendo el único Peugeot capaz de vencer Audi allí dos años consecutivos. También se habría catapultado por encima de las compañías hermanas de Audi Bentley y Porsche, destacando como fresa de todo el pastel el que Jacques Villeneuve pasó a ser el primer piloto en ganar la escurridizo triple corona del automovilismo desde Graham Hill.

Por desgracia, Peugeot cerró su programa de Le Mans en 2012. Sin embargo, su pérdida podría ser su ganancia, si su billetera llega a la subasta con al menos 3 milloncitos… y cuidado.