Juan Carlos García
12 febrero, 2018

Polestar comenzó la construcción de un nuevo edificio, ubicado en Torslanda, Suecia, en el mismo campus que la sede principal y la fábrica de Volvo Cars.

“La nueva sede de Polestar será el corazón y el hogar de nuestro creciente equipo”, dijo Thomas Ingenlath, consejero delegado de Polestar. “Es una traducción arquitectónica de lo que representa nuestra marca: es pura e inflexible. El diseño abierto servirá como un espacio de trabajo creativo e inspirador para nuestro equipo de colaboradores capacitados en rápido desarrollo. Mudarse al campus de Volvo Cars en Torslanda, muy cerca de nuestra empresa matriz, también es una parte clave de nuestra estrecha cooperación con ellos”.

El diseño del interior y el exterior ha sido completado por los renombrados arquitectos suecos, Bornstein y Lyckefors, en estrecha cooperación con Polestar.

“Hemos creado un ‘cubo’ inflexible y minimalista como la característica principal del edificio que, con sus soluciones técnicas y detalles, crea un vínculo claro entre la arquitectura y el diseño moderno de productos”, dijo Per Bornstein de Bornstein & Lyckefors. “Una de sus características de diseño únicas es una fachada blanca hecha enteramente de vidrio que deja pasar alrededor del 60% de la luz, una primera en Suecia y un desafío tanto en diseño como en ingeniería, pero completamente en línea con el enfoque progresivo de Polestar“.

El nuevo edificio de oficinas centrales de Polestar consta de tres niveles y ofrece 3,800 metros cuadrados de espacio de oficinas y área de desarrollo para hasta 200 empleados, frente a 110 empleados de Polestar en la actualidad en Suecia, así como áreas de exposición y exhibición para varios automóviles.

La construcción de la nueva sede se completará en septiembre de 2018.