Juan Carlos García
2 septiembre, 2019

Los pilotos de Porsche, Neel Jani y André Lotterer, tuvieron un papel destacado en la presentación del Porsche 99X Electric. Con la presentación internacional del Porsche 99X Electric, la marca alemana ha alcanzado otro hito en el camino hacia su participación como equipo oficial en la temporada 2019/2020 del Campeonato de Fórmula E ABB FIA. La comunidad digital participó activamente en la presentación de la mákina como parte del videojuego en directo “Formula E Unlocked” en twitch.tv/Porsche.

“Formula E Unlocked”: Estreno del modelo con la comunidad digital.

Ambos pilotos fueron guiados a través de las instalaciones de Porsche Digital GmbH en Ludwigsburg, con instrucciones específicas de la comunidad de jugadores, primero para localizar el Porsche 99X Electric y luego para desvelarlo.

“Fue una presentación única, diferente a todo lo que el mundo de los deportes de motor ha experimentado antes. Fue muy divertido unirse a los jugadores en la búsqueda del Porsche 99X Electric, tanto virtualmente como en la vida real. Es magnífico que Porsche esté abriendo nuevos caminos e involucrando a la joven generación digital”, comentaba Jani. “Una manera distinta de presentar un vehículo; me gustó mucho que Neel y yo actuáramos como jugadores en directo. Es fantástico que nos estemos comunicando con la audiencia digital como iguales y que hayan podido formar parte de esto”, decía Lotterer.

Para el diseño del Fórmula E, se eligieron los colores tradicionales de competición de Porsche. Desde una perspectiva cenital, el emblema de Porsche es claramente visible alrededor del Halo. Como de costumbre, el formato del nombre consta de los tres dígitos clásicos que representan a los autos de carreras de Porsche y a los deportivos de dos puertas. El número más alto, el nueve, figura dos veces para volver a subrayar la importancia que tiene para Porsche el proyecto de la Fórmula E, mientras que la X representa el enfoque futurista y la competición de prototipos. El Porsche 99X Electric también será plataforma de desarrollo para futuros modelos de producción totalmente eléctricos.

Un factor decisivo: el “Porsche E-Performance Powertrain

El desarrollo del sistema de propulsión, el “Porsche E-Performance Powertrain”, ha sido clave desde el principio. La normativa de la Fórmula E obliga a un chasis estandarizado y a una batería también estándar, mientras que la tecnología de propulsión la desarrollan los fabricantes. Los ingenieros pudieron aprovechar su experiencia en LMP1 para llevar a cabo la cadena cinemática del Porsche de Fórmula E. La tecnología híbrida ya sentó las bases para la movilidad eléctrica.