Grace Salas
3 mayo, 2017

 

El nuevo Cayenne S E-Hybrid plug-in es una mákina exquisita, surgiendo como el primer híbrido enchufable entre los SUV Premium, con una potencia propulsora eléctrica de mayores magnitudes respecto al Cayenne S. Saltando a todo Stuttgart con un styling más apasionado, surge dotado de selectas tecnologías de conectividad y seguridad, más una suspensión completamente nueva. Puesta a prueba por MAKINAS sobre la espectacular alfombra mágica de Orlando, Florida, la Cayenne S E-Hybrid reconfirma a Porsche como el fabricante líder en propulsión híbrida de alta gama, reluciente de placeres exclusivos en Peynado Ga

 

Orlando, Florida, es un destino mágico, concebido para escapistas que buscan sumergirse en sus fascinantes universos paralelos como Walt Disney World, Universal Studios, Disney’s Animal Kingdom, y Epcot Center. Y tal cual, atraídos por su canto de sirenas tecnológicas disfrutamos de su delirante entretenimiento que oscila entre la realidad y la ficción. Esta espesura de parques temáticos es el mayor complejo de esta especialidad turística del mundo, que luce como una espectacular ofrenda a la innovación humana y una exaltación al inminente futuro que aceleradamente se aproxima a nuestras vidas. Sus recuerdos imborrables son aún más intensos porque los pudimos compartir en familia, creando un placentero espacio para recargar las baterías de MAKINAS. Igualmente Orlando nos mostró lo último de su SeaWorld, así como el Walt Disney World Swan & Dolphin, con sus ‘mares’ de atracciones, sin olvidar un recorrido por su impecable Downtown, con algo completamente nuevo que ofrecer a los viajeros. El toque Cayenne S E-Hybrid tuvo mucho que ver para que estas vacaciones fueran idílicas, por tratarse de una mákina plena de prestaciones y el placer de hacerlo a todo Porsche, como el primer SUV enchufable Premium del mundo.

 

Porsche en Liderazgo Hybrid   

El liderazgo Porsche en el ámbito híbrido Premium es inobjetable. Su majestad el Panamera S E-Hybrid del 2013 fue el primero en partir las aguas como primer vehículo enchufable de alta gama. Ahora toca el turno al Cayenne, investido con la misma avanzada tecnología, lo que significa un salto en términos de rendimiento en la órbita SUV. Absorbiendo los imponentes logros del “laboratorio rodante”, llamado 918 Spyder, que en el 2013 impuso un nuevo récord de vuelta en Nürburgring, el nuevo Cayenne S E-Hybrid expresa nuevas dimensiones de rendimiento a través de su sofisticada naturaleza propulsora, ‘sacándole la milla’ a los motores tradicionales en términos de dinámica de conducción y eficiencia.

 

Nuevas Intensidades S E-Hybrid

2. Porsche Cayenne S E-Hybrid - MAKINASCayenne es una mákina de apasionado lenguaje Porsche. Si en porte S es única, en su nueva versión S E-Hybrid plug-in es paradigmática. Su trazo determinado y suave acentúa su acercamiento al piso en clara ostentación deportiva. Su frontal goza de un diseño más pronunciado, con tomas de aire más vistosas y luces diurnas bi-xenón de mayor diametraje, junto a sus luces diurnas LED flotantes a cuatro puntos, luminiscentemente Porsche, incluyendo el sistema de luz dinámica Porsche (PDLS).

Los contornos suaves de sus laterales responden a la más genuina escultura de marca, con ese apasionado trazo Porsche despejado y limpio, tensado con pasos de rueda de ambiciosa circunferencia. Su atuendo posterior es completamente nuevo, presentando un diseño LED de serie a cuatro segmentos, más amplios y desbordados hacia los lados. La oquedad para la placa, con nueva manija e iluminación, exaltan la clase del portón trasero aunado a las nuevas configuraciones de sus tubos de escape. Los acentos cromáticos exteriores del S E-Hybrid plug-in hacen juego con ciertos detalles de la cabina, para sumar intensidad deportiva.

 

Magnánimos Placeres Interiores

10. Porsche Cayenne S E-Hybrid - MAKINASCaracterística propia de este Cayenne es su expresiva vocación deportiva colmada de detalles premium y rejuego de lujos utilitarios en armoniosa ergonomía suntuaria. Las texturas y selección de materiales al máximo estatus comienzan con su volante deportivo multifunción, un acopio de intensidades tech, herencia deleitante del Spyder 918. El Porsche Cayenne S E-Hybrid plug-in es también un derroche de tecnología en su panel de instrumentos con comandos analógicos y digitales, dispuestos a seis esferas de exquisito diseño. Plena de sutilezas y versatilidad de manejo, esta mákina de grandezas brinda seis modos de conducción para la óptima personalización y versátil capacidad de respuesta: Híbrid Auto, E-Hold, E-Charge, Power, Sport y Sport Plus. Todos ellos se adaptan automáticamente para garantizar eficiencia en jerarquía Porsche.

 

Orlando se Rinde al Cayenne… la Prueba

Comprobar que el Porsche 918 Spyder es la “universidad” de la que egresaron primero el Panamera híbrido y ahora el S E-Hybrid en sello Cayenne, es un deleite al volante de este SUV de privilegios. Mientras pisamos el acelerador, apreciamos en su briosa respuesta los conocimientos provenientes de la casta triunfadora LMP1 del Porsche 919 al más alto nivel de competición internacional. Sobre la talvia de Orlando sentimos cómo volaba bajito con su presuntuosa batería de iones de litio de 10.8 kWh de capacidad energética, que es radicalmente otra cosa con respecto a la anterior batería del Cayenne S de níquel e hidruro metálico de sólo 1.7 kWh. De esta forma, la potencia de su motor eléctrico refulge con más del doble de coraje, de 34 kW hasta 70 kW, equivalente a unos 95 caballos de fuerza. Su autonomía es la gran beneficiaria, saltando de 18 a 36 kilómetros con su ventajosa capacidad de recarga durante la conducción. Esta propulsión es una adaptación proveniente del Panamera Hybrid, factor que garantiza la dosificación selectiva de la fuerza entre ambos motores, a través del rápido `puyeo´ del acelerador.

5. Porsche Cayenne S E-Hybrid - MAKINAS

La preponderante potencia de su V6 es la gran privilegiada de estos logros híbridos, contando con un propulsor sobrealimentado de 3 litros y eléctrico de 416 Hp, con un toque descomunal de 590 Nm, sin nada que envidiarle a otras mákinas súper deportivas, haciendo el 0 a 100 km/h en únicamente 5.9 segundos y alcanzando una velocidad máxima de 243 km/h.

Su batería mágica está ubicada en el suelo del maletero, al igual que en el Panamera, sin embargo, sus celdas cuentan con una capacidad de 28 Ah en lugar de los 24,5 Ah del sedán. Su cargador de serie es de 3.6 kW de potencia, con un opcional de 7.2 kW, con poder de recarga dos veces más rápido. La disfrutamos en Orlando a toda pista y en plena ciudad, corroborando que es un triunfo de la marca en el mismo campo de batalla, por ejemplo, en Daytona, a menos de una hora de distancia de donde nos encontramos, en la que Porsche es la autoridad suprema y donde cada vez que la bandera a cuadros se agita en su nombre, ungirá de prestaciones privilegiadas a todos sus modelos de serie. En síntesis, se trata de legados puros que han ido evolucionando continuamente desde 1899, cuando un visionario Ferdinand Porsche combinaba una batería eléctrica con un motor de combustión, de manera que el mestizaje de tecnologías es liderazgo de marca que le viene de cuna.

 

S E-Hybrid Cayenne… Otra Categoría

Surgido para brindar inéditas emociones en genuina libertad atlética, el Porsche S E-Hybrid plug-in ha sabido aprovechar cada kilómetro competido en las pistas más desafiantes del planeta, recaudando conocimientos que la ubican ´par de curvas´ por delante de la competencia. Esta nueva propuesta Cayenne enchufable parecería insinuar con sus siglas… que su S es por Superior y la E por Exclusiva, al ser comida aparte en territorio SUV bajo insuperables códigos Hybrid, destellante de sí misma en las vitrinas de Peynado Ga.