Juan Carlos García
30 agosto, 2016

ProPilot constituye un salto tecnológico de envergadura, acercando a Nissan un paso más al pleno desarrollo de la conducción autónoma. Se trata de un nuevo artilugio que aplica en condiciones de tráfico en un solo carril. Una vez que se activa, ProPilot puede controlar automáticamente la distancia entre el vehículo que se conduce y aquel que le antecede, utilizando un ajuste de velocidad programado previamente por el conductor (aproximadamente entre 30 km/h y 100 km/h); esta tecnología también mantiene al vehículo centrado en su carril.

Si un vehículo al frente se detiene, el sistema ProPilot automáticamente frenará para lograr un alto total en caso de ser necesario.

Después de detenerse por completo, el vehículo puede permanecer en el mismo lugar, incluso cuando el pie del conductor no se encuentre en el pedal de freno.

Cuando el conductor esté listo para continuar, ProPilot se activará al tocar el botón de encendido y presionar ligeramente el acelerador.

Todas estas funciones reducen de manera importante el estrés del conductor al momento de manejar en carretera y bajo todas las condiciones posibles de tráfico.