Juan Carlos García
1 abril, 2016
Foto: ROW 1 PHOTOGRAFY

Echando mano de los famosos colores M, la empresa de car wrapping ProWrap exhibe esta sagaz propuesta para el BMW i8, con un radical cambio de imagen. Con este ‘plato gourmet’ para la pupila, la gente de ProWrap han vestido al i8, destinada a cosechar una intensa lluvia de miradas. El cambio es total, desde la parte delantera a la parte trasera, en las puertas y sobre el capó, cobrando un estridente aspecto dinámico.

Mientras que la mayor parte de revestimientos que se han presentado hasta la fecha se han centrado en dar al i8 un tono mate, en este caso ProWrap se fue a las mismas raíces M de Motorsport de BMW, a fin de obtener este impresionante resultado de la sofisticada mákina híbrida de los bávaros.

El BMW i8 es una pieza única de la tecnología, dotado de un motor diminuto de tres cilindros, acoplado a un motor eléctrico, más un segundo motor que acciona las ruedas delanteras. Obteniendo las mejores críticas, el i8 destaca por su excelente dinámica de conducción, máxima eficiencia y placeres en la cúspide.