Opinio Alvarez
18 septiembre, 2017

El totalmente nuevo Lexus LC 500 es una imponente evolución a cuatro ruedas.Su innovadora arquitectura en declaración de poder, su acaudalado desempeño deportivo, su confort por encima de la norma premum y la artesanía superior con que ha sido ungido, conjuran una lúdica nave arrancada al futuro. Súmele su arsenal tecnológico, su furioso motor de 471 caballos con centelleante transmisión y obtendrá una mákina jamás imaginada, desarrollada por el mismo presidente de Toyota Motor Corporation, Akio Toyoda, quien buscando gestar un emblemático coupé, creó una genuina mákina casi ‘surreal’, que ya estremece el mercado nacional desde su bunker de gala en Delta Comercial

 

Lexus es un continuo hervor de diseño emocional y altas prestaciones. Akio Toyoda, presidente de Toyota Motor Corporation define a Lexus como marca “Sugoi”, término genuinamente japonés que significa “Sorprendente”. Así presentó al mundo al totalmente nuevo Lexus LC 500, generando un impacto fuera de serie. Por fuera y por dentro transmite al conductor una nueva actitud de poder, funcionalidad, libertad y confort, por tratarse de una perfecta ‘mega mákina de ensueño’ hecha realidad en tesitura de élite. Don Akio se involucró de principio a fin en todo el proyecto, formulando pautas en ocasiones ‘atrevidas’ que superaron muchos obstáculos en términos de diseño, materiales y fabricación. El objetivo era mantener la mayor pureza del concepto al vaciarlo al proceso de producción. Su gestación produjo una plataforma completamente nueva a base de aluminios y aceros ligeros llamado GA-L (Arquitectura Global en Lujo) con partes en carbono. Pero la razón detrás de esta nave de excepciones más que un contundente deportivo, ya que representa el desarrollo de una nueva estirpe coupé sobre ideologías de diseño y procesos de ingeniería absolutamente inéditos y radicales, punta de lanza de una nueva era Lexus.

 

Como ‘Nave Extraterrestre’ en Producción

MAKINAS definiría al LC 500 de ‘atlética elocuencia aerodinámica’. Lo que Lexus entiende por curvas este artilugio lo transmutó en una audacia de trazos radicales, con un diseño emocional de alto impacto en todos sus detalles. El frontal es una interpretación  ambiciosa de la parrilla patrimonial de la marca, tallada en cromo a tres lados, con malla desofisticado diseño 3D, de avasallante tensión visual. No sólo es la parrilla más grande de la órbita coupé, además es la más emocional, abriendo de par en par nuevas perspectivas al sello Lexus. El innovador diseño del sistema óptico en agresiva “L” descansa al canto de una nueva unidad de faros de triple en LED de avanzada tecnología, específicamente trazados para acoger proyectores de conducción diurna ultra finos. El extenso plano inferior encubierto hace las veces de difusor integral de aire. El capó de largo alcance es una potestad fuera de serie, donde diseño y funcionalidad conviven en armonía, dada la elegancia que transmite y la dinámica que suministra. Pero es la forma ondulante como el bonete conecta con el primer pilar lo que determina su imponencia y clase. Mientras los conductos del parachoques delantero profieren abundante ventilación, la aerodinámica es complementada con las micro-aletas estabilizadoras detrás de los retrovisores, en un tentador coupé que se torna más intenso debido alalarga distancia entre ejes. El detalle de los tiradores de puertas lisos expresan evolutivo diseño funcional.

Al análisis de su perfil, además de sus aros de nada menos que 21 pulgadas, su alto valor emocional es el trazo non plus ultra que fluye bajo el segundo cristal, en tanto que el techo de apariencia flotante en fibra de carbono descendiendo con tenaz preponderancia es un cómplice vital de la energía LC. El contra-juego lo aporta su respiradero inferior en actitud de flecha, fraguando una mákina de entonaciones siderales.

La gramática de la región posterior corre a cargo de un categóricamente nuevo lenguaje Lexus,donde discurren agudas y desbordantes pantallas de luces ultra agresivas, con exclusivo efecto luminoso en multicapas… luces de alta adrenalina. El spoiler automático y los escapes cuadriformes transmiten una impresionante declaración de libertad, sumado a un toque de genialidad: los rasgos impetuosos en “X” que descienden desde el maletero, por ser exactamente los mismos de la parrilla… pero sin parrilla.

 

Cabina en Sofisticado Diálogo Emocional

Hacia el perímetro de los ocupantes el totalmente nuevo Lexus LC 500 explora un inédito sentido del diseño, en el que convergen el lujo funcional dinámico y una intensa ‘tecno-elegancia’, ambos servidos en ‘bandeja de la mejor plata’ premium. Lo que la mákina ofrece es una sensación de continuidad entre el exterior y el interior, mediante un trazo en oleaje, que literalmente “son otras 500”. Su dramático contraste cromático, recursos en piel y materiales selectos son inapelables conquistas del LC, amén de que la artesanía Takumi llega a la perfección de los detalles.

Mientras el volante multifunción en inmejorables texturas en Alcántara es un atrio de ‘tecno-placeres’, su tamaño y ángulo brindan una sensación de posicionamiento inédito, ataviado con grandes paddle shifts de magnesio. El cuadro de mandos TFT en diálogo digitalal 100%, es un derrame de emociones fuertes, previamente introducido en el súper-deportivo Lexus LFA,incluyendo un anillo central móvil. La posición baja del tablero aporta al conductor una visión dominante, reduciendo el grado de movimiento ocular requerido para su lectura, con controles alcanzables sin alterar la postura. La costura a mano del volante y palanca de cambios, bajo tratamiento de drapeado, son gema táctil. El lado de la consola ostenta un mango de agarre integrado para el ‘copiloto’, pleno de impecable artesanía y así agarrarse de la mákina ‘a la hora de la verdad’.

Su dominio tecnológico de expedito vanguardismo está vertido en un cockpit de características superiores, dotado con lo último en conectividad intuitiva, exaltado con su consola maestra de exquisita belleza. Sus riquezas multimedia combinan una atractiva y enorme pantalla, dotada de un software preparado para futuras actualizaciones, ofreciendo Bluetooth, iPod, Aux y puertos USB. Desde la consola opera un control Touch pad ultra-rápido de última generación .

La asociación exclusiva de Lexus con Mark Levinson en el capítulo audio, es un santuario para melómanos del LC 500, dada su sónica envolvente de 12 altavoces Pioneer, que como equipo estándar utiliza un amplificador Clase-D de 8 canales. Los altavoces del panel de instrumentos combinan sonido directo y reflejado. La tecnología Clari-Fi mejora automáticamente la calidad de sonido de las fuentes de música comprimidas y digitalizadas, llevando al caracol de los oídos un paisaje sonoro de altas impresiones.

 

Propulsión en Sónica Mega

El rugiente desplazamiento del totalmente nuevo Lexus LC 500 está basado en el motor de alto rendimiento Lexus GS F y RC F. Se trata de un portento V8 que alcanza una potencia de 471 caballos de fuerza y un asombroso torque de 540 Nm. La mákina de Don Akio hace el cero a 100 km/h en brevísimos 4.4 segundos. Es un motor de rendimiento bien probado.

Pero es a alta velocidad que el LC 500 revela su fornido carácter atlético, emitiendo ese impresionante sonido que hechiza los tímpanos, donde la eficiencia de combustible convive afablemente con la deportividad más compromisaria. Para los sensiblemente apasionados con la velocidad, el LC ofrece el Sistema de Manejo Dinámico Lexus (LDH), el cual coordina el EPS con Dirección de Ratio Variable de Velocidad (VGRS) y Dirección Activa Trasera (ARS).

El Lexus LC 500 estrena la primera transmisión automática de 10 velocidades para un automóvil de lujo, más pequeña y ligera que otras de su tipo, que se concatenan a velocidades para rivalizar con transmisiones de doble embrague, pero con un rendimiento inédito y una suavidad de magnitudes Lexus.

Los ‘downshifts’ ultra-rápidos eliminan el retraso en la respuesta del LC 500, permitiendo un excitante cambio manual a través de paletas de magnesio. Con la función de selección de modo de accionamiento, el controlador LC puede ajustar las respuestas de rendimiento del vehículo de acuerdo con la situación de conducción. El modo SPORT S+ desarrolla al máximo los cambios del tren motriz y de la transmisión, abriendo completamente los deflectores activos de los escapes en condiciones dealta aceleración.

El ‘Takumi’ de los asientos reclama un merecimiento especial al inmergir al conductor en al arte de ‘la conducción enérgica’ a nivel supremo, colocando el punto de la cadera lo más cerca posible del centro de gravedad, llevando a un nuevo nivel la retroalimentación hombre-mákina.

 

El LC 500…“es Sólo el Principio”

El totalmente nuevo Lexus LC 500 es una vibrante declaración de poder que anuncia con bombos y platillos la dirección que ha tomado la marca. La esculpida presea de la nueva cultura Lexus, de por sí agresiva y futurista. Más que un logro de marca, esta mákina es un sueño de la industria,que auguraen 5 palabras la impertérrita visión de su mentor Akio: “This is just the bigining”… y ese ‘bigining’ ya está en Santo Domingo, con este súper-coupé de diseño audaz en estado de énfasis, abriendo un contundente nuevo capítulo en la historia de la marca, disponible en Delta Comercial.