Juan Carlos García
11 octubre, 2017

El “Rebelle Rally”, es el rally creado para mujeres, de una intensa semana de duración, integrado por par de féminas en cada equipo, que deberán recorrer, nada más y nada menos que 2,000 km de pavoroso desierto. La galardona pickup Nissan NP300 Frontier estará en la línea de salida para demostrar sus condiciones en esta agotadora competencia off-road.

La gesta sin precedentes pondrá a prueba la robustez del NP300 Frontier, su suspensión trasera de cinco brazos, única en su segmento, amén de garantizar una conducción estable y segura en las más duras condiciones, un punto de favor de las gladiadoras.

La robusta pickup es la actual ganadora del prestigioso premio “Pickup Internacional”, la cual será estelar combatiente en el “Rebelle Rally”. Se trata de una feroz carrera que supone todas las pruebas de conducción y navegación a través de los impresionantes desiertos de California y Nevada de los Estados Unidos.

Esta inusual prueba a toda pericia, pensada para vehículos de producción en lugar de vehículos de rally, solo está abierta para equipos femeninos, de dos integrantes cada uno, que concita la atención de damas de todo el mundo. El fulminante desafío incluye conducción off-road de largas distancias y navegación tradicional, con el apoyo de mapas topográficos y una brújula para encontrar los puntos de control escondidos, únicamente.

Los dispositivos GPS, incluyendo los smartphone están totalmente prohibidos, mientras que el límite de tiempo obliga a las competidoras a tomar decisiones rápidas.

En su segunda edición, con 40 equipos de 12 países, participan vehículos de diferentes fabricantes. El equipo de la NP 300 Frontier está formado por dos aguerridas empleadas de Nissan Francia; Karen Rayrolles y Florence Pham, que trabajan en los departamentos de Comunicación y Marketing respectivamente. Ambas ya viajan rumbo a su cruenta cita para echar el pleito.