Juan Carlos García
14 agosto, 2015

Ferrari y Maserati tiraron la casa por la ventana, con un opíparo almuerzo para todos los invitados, entre tragos de gala y detalles al por mayor, organizado por la empresa de eventos Rand Luxury. Los asistentes también fueron testigos de un escaparate de lujo del mundo de la aviación privada, obras de arte, electrónica, moda, joyas, muebles para el hogar y mucho más. Además, hubo una subasta silenciosa, donde un porcentaje de lo recaudado fue a la Cruz Roja Americana de Long Island. Los asistentes de alta alcurnia disfrutaron una estancia Premium, en una propiedad que se encuentra actualmente disponible para su compra por US$11,750,000. 

Rand Luxury es una empresa de eventos-producción internacional que abastece a las marcas de lujo más finos del mundo, acogió con anterioridad dos almuerzos lujosos en la propiedad, que mostró las últimas ofertas de mákinas de lujo marcas Lamborghini o Aston Martin. Rand lujo se basa en Manhattan y es bien conocido por su “noche de lujo” eventos donde la compañía enlaza con los fabricantes de automóviles de lujo para apoyar el lanzamiento de sus nuevos automóviles.