Juan Carlos García
12 junio, 2014

Luego de la victoria de Infiniti Red Bull Racing en el Gran Premio de Canada, Daniel Ricciardo, detalla momentos de la carrera, describiendo la pasión antes, durante y después de su cita triunfante con Montreal.

Esta fue tu primera oportunidad de ganar un Gran Premio, y así terminaste haciéndolo. Eso debe de ser muy satisfactorio.

Ricciardo: Eso es realmente de lo que estoy más complacido. Tuvimos una oportunidad y fuimos capaces de aprovecharla. Mercedes ha sido muy fuerte este año, pero hoy tuvieron un mal día. En las últimas vueltas de la carrera podía ver a Rosberg cada vez que Pérez se movía un poco. Sabía que él era el líder. Sabía que sólo restaban unas vueltas para concluir la carrera, y que tenía que aprovecharlas. Estoy muy feliz de que hayamos sacado el mayor provecho de ésta carrera. Una vez que rebasé a Pérez, sabía que íbamos a ganar. Simplemente estaba convencido de ello.

Ricciardo: No. Mi vuelta de calificRicciardo Mantuvo el Adrenalina Carrera gran premio canada makinas (2)ación había sido pobre. Estaba decepcionado de estar en el sexto lugar, y estaba un poco enojado por ello. Al final fue bueno que pudiera utilizar esto en una manera positiva. 

¿Salió algo mal en la fase clasificatoria, o fue simplemente el ritmo que llevaba el vehículo?

Ricciardo: La vuelta de calentamiento fue realmente muy engañosa para nosotros, y eso tuvo un efecto. Los neumáticos super suaves son buenos para una vuelta cronometrada, pero la de calentamiento tenía que ser rápida o no estarían listas para el inicio de la vuelta. No tuvimos una salida suficientemente rápida, lo cual nos comprometió, y eso probablemente estaba pasando por mi mente porque hice un par de errores en la vuelta en sí. 

Estabas en el sexto puesto al inicio de la carrera, pero fuiste uno de los primeros pilotos en ingresar a los pits. ¿Fue una decisión táctica o tus llantas estaban desgastándose de más?

Ricciardo: Fue táctico. Estábamos tratando de aminorar la ventaja de Massa al frente. El vehículo de  Williams estaba teniendo un poco más de problemas que nosotros con sus neumáticos pero trataba de mantenerse al margen. No teníamos lo suficiente para rebasarlos, entonces el equipo me indicó que ingresara. La estrategia fue genial. Me indicaron que ingresara a los pits en el momento correcto, además de que fueron muy rápidos. 

Probablemente, la fase crucial de la carrera fue la segunda ronda de paradas en los pits. Estabas en la séptima posición detrás de Valtteri Bottas y Vettel estaban por delante de él. Tú lograste rebasar a ambos. ¿Qué pasó?

Ricciardo: Valtteri ingresó a los pits para intentar ganar tiempo. Yo hubiera respondido en la siguiente vuelta, pero Seb era el vehículo líder y tenía el derecho de ingresar primero, así que yo lo hice una vuelta después. Creo que tuve una buena salida en la curva después de que el equipo hiciera su trabajo fenomenalmente en los pits. Creo que Seb debió de haber salido cuando había tráfico y no pudo incorporarse al 100 por ciento, y yo sí logré hacerlo. Definitivamente eso definió el resto de la carrera para nosotros. 

¿Es más fácil ganar cuando logras el liderato en la vuelta 68 de 70, que si hubieras tenido el liderato desde el inicio?

Ricciardo: ¡No! 

¿Tal vez hay menos tiempo de distraerse por las posibilidades?

Ricciardo: Bueno sí, esta eso. No toma mucho tiempo en digerirse, pero no me malinterprete: en esa última vuelta mis niveles de adrenalina eran altísimos. Es engañoso porque si eres líder durante toda la carrera tienes tiempo suficiente para acostumbrarte a la sensación y tienes la libertad de establecer tu propio ritmo. De hecho fue muy impactante pensar de pronto: ¡Wow, ahora soy el líder! Creo que fue muy emocionante para los fans. Ciertamente lo fue para mí. 

La carrera terminó bajo la supervisión del vehículo de seguridad y estuviste bastante callado en la salida de la curva por razones obvias.

Ricciardo: Así es. Las reacciones fueron un poco mixtas porque la prioridad era asegurarse de que Sergio y Felipe estuvieran bien. Vi la repetición en las pantallas gigantes alrededor del circuito y vi a los vehículos cuando llegué en la última vuelta, entonces sabía que había sido un accidente grave. Simon (Rennie, ingeniero de carreras) logró decirme que estaban saliendo de los vehículos y que estaban bien, y después estuve lleno de emociones y no sabía qué hacer.