El poder no se escatima cerca de un Ford Mustang. El Roush JackHammer Mustang, es un ‘relampagueante’ makina ‘tuneada’, del que la firma Roush Performance fabricarán sólo 200 unidades.

De todos sus componentes de poder, el principal es la inclusión en el motor atmosférico de 5.0 litros,  es su compresor volumétrico R2650. De esta forma, la potencia ipso facto salta de 450 a 710 caballos de fuerza… una locura sobre el asfalto. También el par máximo se incrementa de 529 a más de 800 Nm, asociado a una transmisión de seis velocidades.

El “Roush JackHammer Mustang” incorpora una suspensión adaptativa, neumáticos Continental ExtremeContact Sport y aros de aleación de furioso color negro.

“El JackHammer es una gran opción para entusiastas que quieran una experiencia de conducción emocionante en un Mustang con una potencia increíble”, ha afirmado Jack Roush Jr., piloto de carreras y responsable del área de negocio de Roush Performance.

Además de ser más potente y lograr mayores prestaciones, la mákina se beneficia de una estética renovada, para distinguirlo claramente del Mustang convencional. Entre los cambios, como la nueva parrilla, el capó rediseñado y diferentes aberturas laterales.