Grace Salas
31 enero, 2018

Abriendo nuevos procesos bajo los más altos estándares corporativos, Santo Domingo Motors está desarrollando una transformación profunda de su estructura operativa. Con la designación de Linda Valette, la compañía abre nuevos procesos bajo los más altos estándares corporativos, inspirado en la voluntad de contar con el factor humano idóneo para liderar una nueva etapa de transformaciones íntegramente enfocadas en el cliente, en los albores de celebrar sus 100 años de historia empresarial

Santo Domingo Motors es una empresa de tradiciones y evoluciones genuinamente dominicanas. Su ayer atesora la luz pionera del sector automotriz nacional, mientras que su futuro destella un liderazgo de innovaciones constantes como su prominente sello empresarial. Sus casi cien años de trayectoria han venido evolucionado continuamente de esa forma, su dinámica se está dejando ver con fecundos resultados en su estructura de engranaje profundo y de planificación a largo plazo.

Sin dejar espacio a la improvisación, lo que se está viendo en Santo Domingo Motors es un cambio gerencial de gran calado, renovando su infraestructura física, tecnología y procesos. Los nuevos rasgos diferenciadores de la empresa destellan con su horario extendido los siete días de la semana, brindando al cliente un trato de excepción en el ámbito de las ventas y una mayor disposición a la cultura ‘test drive’, a fin de obtener la máxima satisfacción del cliente.

Su nueva visión empresarial coloca a sus Showrooms como unidades de negocios autónomos, que se convierten virtualmente en sucursales de la propia empresa, donde Chevrolet, Nissan, Infiniti, Suzuki y Yamaha, giran en órbitas concéntricas acorde a esta nueva filosofía corporativa.

Pero siendo su capital humano su principal activo, su filosofía visionaria ha sido acrecentada significativamente con una nueva generación de profesionales… rostros nuevos de experiencia consolidada. A las puertas de alcanzar un siglo de vida empresarial el próximo 2020, el objetivo de Santo Domingo Motors es ofrecer la máxima satisfacción del cliente, sobre optimizados valores corporativos, que la reverencian como la ‘universidad automotriz nacional’.

De esta sangre nueva surge el liderazgo de Linda Valette, designada como Gerente General Sucursal John F. Kennedy. El nuevo rostro gerencial de SDM está familiarizado con la dinámica y filosofía de la empresa, ya que previamente había sido vicepresidenta de negocios de la Asociación Popular de Ahorros y Préstamos (APAP), cuyos vínculos con SDM han sido siempre muy productivos. Después de haber prestado sus capacidades profesionales como presidente de BANESCO, se incorpora a Santo Domingo Motors para aportar su elevada visión financiera, como facilitadora del cliente a la hora de adquirir un vehículo. Con su nombramiento, Santo Domingo Motors inicia, además, una nueva etapa que dimensiona la importancia de la mujer en el ámbito empresarial. Con un aura de confianza, afablemente contesta nuestras preguntas:

Desde el ámbito financiero ¿Cómo se pueden implementar nuevas ideas que sorprendan positivamente al cliente concretamente en nuestro mercado automotriz?

Al igual que en el ámbito financiero, la relación con nuestros clientes se debe basar en la confianza, y siempre pensando en relaciones a largo plazo.

La compra de un vehículo es una decisión importante en la vida de una persona. Que el cliente conozca en detalle su decisión de compra, así como lo fácil que es acceder a la misma alineado a su presupuesto financiero es vital en ese proceso. Nosotros brindamos en un solo punto de contacto todas las soluciones que en este proceso necesita el cliente y queremos que el mismo sepa hacer una selección inteligente, dentro de su presupuesto, asesorado debidamente por nuestros ejecutivos.

¿Cómo el enfoque financiero en favor del cliente, actúa en beneficio de los negocios de la empresa?

El manejo y planificación de las finanzas del cliente son esenciales y puede significar la diferencia entre vivir tranquilo o tener preocupaciones que podrían evitarse. Invitar a nuestros clientes a que hagan una  inversión  planificada, ya que  el buen manejo del dinero es lo que define nuestra condición de vida y de nuestra empresa a futuro, y es fundamental aprender a conservarlo y multiplicarlo, además que permite tener clientes más comprometidos por convertirnos en asesores no sólo en vendedores.

Háblenos de la agenda de innovaciones de Santo Domingo Motors ¿Cuáles serían sus prioridades?

Nuestra prioridad es ser la mejor experiencia al cliente a través de un servicio memorable en todos los puntos de contacto, desde los salones hasta el taller, apoyados en nuestro excepcional capital humano y las facilidades que nos brinda la tecnología. Puesto que el cliente y todo lo que le rodea es nuestra principal prioridad, continuaremos siendo los pioneros del sector automotriz, dando al cliente lo que busca y mucho más.

El factor tiempo es crucial en la satisfacción del cliente ¿Cómo la reingeniería operativa de la empresa conjuga esta ecuación?

Tiempo y calidad son nuestros pilares operativos. Somos la empresa que está más tiempo disponible para el cliente, ya que estamos abiertos de lunes a domingo con todos nuestros servicios. Revisamos constantemente nuestros principales procesos a los fines de estar constantemente transformándonos para brindar al cliente una respuesta rápida y eficiente, cualquiera que sea su vía de contacto.

Desde su perspectiva, ¿Cómo se puede asegurar la posición de liderazgo de Santo Domingo Motors en función de la competencia tan agresiva que exhibe el mercado?

Como lo sabemos hacer: poniendo al cliente primero. Escuchándolo, revisando el entorno y las tendencias futuras y sobretodo actuando preventivamente y con rapidez ante las innovaciones, para lograr los mayores niveles de satisfacción en nuestros clientes.

¿Cuál puede ser la clave para detectar oportunidades y transformarlas en ideas?

Una necesidad no satisfecha por norma general es la esencia de cualquier oportunidad de negocio. Por lo que hay que escuchar al cliente, al empleado, analizar a la competencia y las tendencias del sector, acompañarte de un excelente capital humano, y tener un método claro y eficiente de comunicación en la canalización de las ideas, que empodere a los ejecutivos a actuar oportunamente. La Visión de la empresa es clave, y para nosotros está muy clara nuestra visión de ser “La Mejor Experiencia del sector automotriz” y sabemos lo que tenemos que hacer.

Una pregunta capciosa: después de Santo Domingo Motors cumplir los 100 años… ¿qué?

¡Prepararnos para los próximos 100! Nuestra estrategia consiste en incrementar nuestra orientación al cliente, aumentando nuestra oferta de servicios y propuesta de valor.

Los cambios que experimentará la industria automotriz en los próximos diez años serán más transcendentes que los últimos cincuenta. Las trasformaciones darán paso a nuevos productos, nuevas tecnologías, nuevos patrones de uso y consumo, y en Santo Domingo Motors estamos comprometidos en protagonizar estos cambios.