Yanira Tavarez
5 diciembre, 2014

 

Sebastian Vettel, el tetra campeón de la Formula 1, luego de terminar con sus compromisos con Infinti Red Bull, se trasladó a Maranello el jueves en la tarde y se presentó el viernes iniciando de inmediato un programa de pruebas en la pista de Fiorano para configurar el molde de su asiento, su posición de conducción y aprender las rutinas de trabajo del equipo.

Vettel probó primero un Ferrari 458 Italia de calle antes de montarse en el F2012 tripulada anteriormente por Fernando Alonso. El dorsal Nº 5 será el mismo que Vettel emplee en el 2015.

El monoplaza, dotado de motor V8, estaba configurado para lluvia y llevaba neumáticos Pirelli. El mejor tiempo logrado por Vettel en pista mojada fue 0.4 segundos más lento que el conseguido por Alonso en configuración seca, lo que impresionó a los ingenieros, que destacaron la facilidad con la que Vettel se adaptó al automóvil y al circuito pese al mal clima, el modo en que de inmediato logró ajustes técnicos y en su conducción que le permitieron bajar cronos aunque el objetivo era solo tomar contacto con el monoplaza y el equipo.

En jaque desde hace varias temporadas, Ferrari cuenta ahora con el Campeón del Mundo del 2010, 2011, 2012 y 2013 para volver a ganar. Vettel ocupará el puesto del español Fernando Alonso y tendrá como compañero de equipo en el 2015 al finlandés Kimi Raikkonen, Campeón Mundial 2007 de la F1.