Juan Carlos García
4 septiembre, 2019

La espectacularidad era parte intrínseca del show de lanzamiento, electrizante, por decir lo menos, relampagueante para decirlo a todo Porsche. De esta forma se hizo la luz para el Taycan, el nuevo espíritu eléctrico de la casa Stuttgart, cuyo estreno deslumbró a tres continentes de manera simultánea.

 

La mákina, muy parecida a la esbeltez del Panamera, pero genuinamente atlética como toda la gama, abre un fascinante horizonte de innovaciones entre la comunidad de los autos deportivos.

 

Rendimiento combinado con eficiencia al máximo nivel, cincelan la nueva gesta de este Porsche del futuro… a los pies del hoy. Sus cuatro puertas hacen del nuevo alemán una fragancia superior entre los deportivos. Sencillamente Porsche se la comió con esta joya… electrificando a los asistentes como su escultural exterior y su potencia bajo todo el piso.

 

“El Taycan vincula nuestra herencia al futuro. Lleva adelante la historia de éxito de nuestra marca, una marca que ha fascinado y emocionado a las personas en todo el mundo durante más de 70 años”, dijo Oliver Blume, presidente de la Junta Ejecutiva de Porsche AG, quien abrió el estreno mundial en Berlín… “Este día marca el comienzo de una nueva era”, concluyó Blume.

 

El esbelto deportivo de cuatro puertas es un ícono que ofrece el rendimiento y la conectividad típicos de Porsche con la facilidad del uso diario. Al mismo tiempo, los métodos de producción altamente avanzados y las características de Taycan están estableciendo nuevos estándares en los campos de sostenibilidad y digitalización.

 

“Prometimos un verdadero Porsche para la era de la electro-movilidad: un automóvil deportivo fascinante que no solo emociona en términos de tecnología y dinámica de conducción, sino que también despierta una pasión en las personas de todo el mundo, al igual que sus legendarios predecesores. Ahora estamos cumpliendo esta promesa”, enfatiza Michael Steiner, miembro de la Junta Ejecutiva de Porsche AG – Investigación y Desarrollo.

Los primeros modelos de la nueva serie son los Taycan Turbo S y Taycan Turbo. Están a la vanguardia de Porsche E-Performance y se encuentran entre los modelos de producción más potentes que el fabricante de automóviles deportivos tiene actualmente en su gama de productos.

 

Las variantes menos potentes de estos vehículos con tracción total seguirán este año. El primer derivado que se agregará será el Taycan Cross Turismo a fines del próximo año. Para 2022, Porsche habrá invertido más de seis mil millones de euros en el proyecto.

 

La versión insignia de Turbo S del Taycan puede generar hasta 560 kW (761 PS; Taycan Turbo S: consumo combinado de energía 26.9 kWh/100 km; emisiones combinadas de CO2 0 g/km) sobrecarga de energía en combinación con Launch Control, y el Taycan Turbo de hasta 500 kW (680 PS; Taycan Turbo: consumo de energía combinado 26.0 kWh/100 km.

 

El Taycan Turbo S acelera de cero a 100 km/h en 2.8 segundos, mientras que el Taycan Turbo completa este sprint en 3.2 segundos. El Turbo S tiene un alcance de hasta 412 kilómetros, y el Turbo un alcance de hasta 450 kilómetros (según WLTP en cada caso). La velocidad máxima de ambos modelos de tracción total es de 260 km /h.

 

El Taycan es el primer vehículo de producción con un voltaje de sistema de 800 voltios en lugar de los habituales 400 voltios para automóviles eléctricos. Esta es una ventaja particular para los conductores de Taycan en la carretera: en poco más de cinco minutos, la batería se puede recargar usando corriente continua (CC) de la red de carga de alta potencia para un alcance de hasta 100 kilómetros (según WLTP).

 

El tiempo de carga de cinco a 80 por ciento de SoC (estado de carga) es de 22.5 minutos para cargar en condiciones ideales, y la potencia de carga máxima (pico) es de 270 kW. La capacidad total de Performance Battery Plus es de 93,4 kWh. Los conductores de Taycan pueden cargar cómodamente sus automóviles con hasta once kW de corriente alterna (CA) en el hogar.