Ser padres es una de las tareas más complejas de los seres humanos, pero cuando van de super con los niños su estrés se dispara mucho más. Junto con la hora de las comidas y la de acostar a los chicos. El llanto de los más pequeños y las inevitables visitas a la zona de los dulces del supermercado suponen todo un reto, pero pocos momentos pueden ser más preocupantes que ver a tus vástagos a toda carrera al volante de un carrito de supermercado.

Ford ha ideado un método para eliminar el estrés de ir al super, inspirándose en su nueva tecnología que ayuda a los conductores a evitar accidentes en carretera.

Disponible en la mayoría de modelos Ford, la tecnología de Asistente Precolisión utiliza una cámara y un radar delanteros para detectar vehículos, peatones y ciclistas en la carretera, y activa automáticamente los frenos si el conductor no responde a los avisos.


El “carrito con freno automático” utiliza un sensor para lograr un resultado similar: escanea su zona frontal en busca de personas y objetos y activa automáticamente los frenos cuando se detecta una posible colisión.

“Muchos padres temen ir al supermercado porque ellos están intentando hacer la compra de la manera más rápida y eficiente, mientras los niños sólo quieren jugar, asegura Practical Child Psychology for Modern Parents. “A los niños les encanta imitar a los adultos y experimentar con la sensación de estar al mando. Cuando empujan un carrito, para ellos, es como si estuvieran al volante de un auto, y los pasillos del supermercado son su circuito de carreras”.

El “carrito con freno automático”, por ahora solo un prototipo, forma parte de la serie Ford Interventions, que utiliza tecnologías de automoción propias para resolver problemas del día a día a los que todos nos enfrentamos.

La tecnología de Asistente Precolisión puede ayudar a nuestros usuarios a evitar accidentes o reducir los efectos de una colisión. Pensamos que mostrar cómo se puede utilizar esta tecnología en un carrito de supermercado es una buena manera de resaltar una tecnología realmente útil para los conductores“, cuenta Anthony Ireson, director de Comunicaciones de Marketing de Ford Europa.